17 de octubre de 2006

Julia Indichova

Julia Indichova significo un cambio en mi vida, no solo en el enfoque hacia la concepcion sino que muchas otras cosas cambiaron desde que lei su libro, algunas de forma dramatica, otras sutilmente. Despues de mi cancelado cuarto ciclo de FIV y con una infeccion en los riñones que me desgarraba, lei su libro “Inconceivable” de un tiron, con los ojos rojos y un nudo en la garganta. Pero cuando cerre la tapa de atrás, tenia un atisbo de respuesta entre mis manos y eso significaba un nuevo soplo de vida. Su historia era frecuente: mujer de cuarenta y dos años con infertilidad secundaria a la que ningun medico especialista en reproduccion queria tratar dada su edad y su FSH elevado. Lo que fue innovador fue su reaccion personal al diagnostico; luego de pasar por todas las etapas normales de rabia, frustracion, angustia, miedo y tristeza por no poder tener un segundo hijo, comenzo a mirar hacia adentro y a buscar de que manera podia ayudar a su cuerpo y a su espiritu a concebir. Nutricion, visualizacion, meditacion, yoga, todas fueron armas esenciales en su camino. Construyo su propio “protocolo” a falta de ayuda medica y cada paso que daba, cada cambio hacia una vida mas natural y una mejor salud, mas se acercaba a la preciosa niña que la estaba esperando al final del camino.

Entre en Internet para saber mas de Julia y de otros medios “alternativos”. Devore su pagina y decidi en ese momento cual era el regalo de cumpleaños que queria para mis cuarenta: ir a Woodstok, cerca de New York, a uno de los talleres que Julia organizaba cada dos meses. O. me vio tan decidida que no tuvo coraje de decirme que no, aunque se que mentalmente calculaba el precio del boleto aereo, el hotel, taxis, comida, el costo del seminario y pensaba que era un capricho bastante caro. Ni siquiera sabia muy bien quien era esa Julia y por que tenia que verla con tanta premura. No obstante, me dijo que me apoyaba en lo que yo necesitara, cosa que le agradeci.

Arme el bolsito de fin de semana y vole al aeropuerto de La Guardia. Decidi quedarme en el hotel Paramount, cerca de Times Square en Manhattan, que ya conocia bien, y viajar de ahí en tren a Woodstock por la mañana temprano. Woodstock es un pequeño pueblo con muchos encantos, entre los que se encuentran sus colinas verdes, sus pequeñas galerias de arte y el hecho de que la mayoria de los telefonos celulares no funcionan. El curso se realizaba en la casa de Julia y su esposo nos hacia el favor de recogernos en el centro a quienes no teniamos coche. El resto del dia fue inolvidable. Recuerdo el timbre de la voz de Julia en su estudio, el sabor de las lagrimas que derrame, el sonido de lagrimas ajenas, las puntadas en el pecho mientras comenzaba a reconocer por primera vez el dolor que acompañaba a la ausencia de mi hijo, los olores de comidas desconocidas a la hora del almuerzo y la emocion de saberme nuevamente dueña de mi cuerpo y diseñadora de mi destino. Quiza mi destino no resultara igual a mi diseño pero lo que alli escuche tenia tanto sentido para mi cuerpo y para mi espiritu que necesitaba creer que era cierto. Necesitaba limpiarme de toxinas, de estadisticas, de malos presagios y Julia me dio el agua para hacerlo.

3 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Hola. Somos una pareja de España. Sabes si hay una edición en español de ese libro? Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Hola. Somos una pareja de España. Sabes si hay una edición en español de ese libro? Muchas gracias.

BRENDA DIAZ DEL CASTILLO dijo...

Yo también estoy muy interesada en saber si hay edicion española

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory