1 de noviembre de 2006

El matrimonio y la infertilidad

Es sabido que la infertilidad pone el matrimonio a prueba pero también te enseña la garra y el relleno de la persona con la que uno se caso.

O., que no es el hombre mas paciente de este planeta, merece un gran premio por ayudarme en todo momento a mantener la cabeza sobre mis hombros cuando yo sentía que pisaba con los omoplatos y por sostener mi corazón cuando estaba a punto de reventar en pedazos. Además de seguir calladamente todas las instrucciones (del medico y de la bruja que tiene al lado) y a pesar de sus aprehensiones a las agujas, le toco la inhóspita tarea de aprender a ponerme inyecciones intramusculares. Cualquiera le echa mano a una subcutánea pero una aguja de cinco o seis centímetros inspira poco menos que respeto. Dado lo vital que es la progesterona en los días posteriores a la ovulación y puesto que no se puede asumir que el cuerpo va a producir la cantidad de hormona necesaria para la subsistencia del embrión, es practica común la indicación de inyectarse progesterona natural hasta la prueba de embarazo, y durante el primer trimestre, si la misma es positiva. Aunque otros doctores optan por otro tipo de aplicaciones, mi medico pensaba que el nivel de absorción de las inyecciones intramusculares era muy superior a otros métodos por lo que me toco dejar mi cola librada a la pericia de O. Debo admitir que se transformo en un experto.

A diferencia de otras parejas, la nuestra se fortalecía con cada cachetada que nos daban. Debo también reconocer que tenemos los dos una naturaleza optimista que casi raya en la estupidez. O. siempre ha estado convencido que tarde o temprano vamos a tener un hijo y yo le creo; es el mas chapucero de los autoengaños pero funciona, lo que deja demostrado lamentablemente nuestro bajo nivel de sofisticación. Los peores momentos, aquellos que se sienten como una patada en el estomago, fueron los “días después” de cada intento frustrado; esos días contenían mas dosis de realidad de la que estábamos dispuestos a tolerar, por lo que cargábamos con la tristeza a cuestas, juntábamos los pedacitos de corazones y seguíamos con nuestra vida.

5 comentarios:

Maru y Richard dijo...

Dana:
Fuerza !!!
El camino que nos tocó obviamente no es el más felíz, pero no nos queda otra que hacerle frente...
Mucha suerte.

Dana dijo...

Asi es, Maru y Richard, apechugar y seguir adelante...
Cariños y gracias por estar ahi,

Dana

Elizabeth Alfaro dijo...

Yo no se si tenga fuerza suficiente para luchar con esto. Pensé que la muerte de mi mamá era lo más duro que me habia pasado, pero siento como poco a poco está creciendo una bola de nieve de frustración, deseperación y tristeza. Igual, siento que no puedo demostrar estos sentimientos porque no quiero agregar más sufrimiento a la frustración de mi esposo, pero tengo miedo...

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Lila, se como se sienten porque estoy en la misma situación , aveces optimista y otras con el corazon arrastrando, y es bastante dificil recibir palabras de "consuelo" y "recetas" justo en esos momentos en que el animo se cayo.
Nose, solo trato de no pensar mucho en el futuro y pensar en el hoy para no perderme los momentos con mi esposo....
saludos a todas...

adriana-fecundacion in vitro dijo...

Hay que ser fuertes y optimistas, y pase lo que pase seguir hacia delante.
Una sabe que ha elegido bien cuando la pareja que tiene a su lado, la apoya y consuela siempre que lo necesita.

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory