21 de diciembre de 2007

¡Bienvenido 2008!


Ya le mandé mi carta habitual al gordito, a ver si este año se digna traerme algo más que un pan dulce (y no me refiero al lente Nikon 1.8 50mm, que ya le pedí a mi marido).

Nos vamos a pasar las fiestas con nuestra familia y amigos, porque estamos convencidos que el cariño tiene cualidades sanadoras; así que nos veremos después de entrado ya el nuevo año.

Quiero desearles mucha paz; pero no la paz mundial que, si bien hace falta, siempre resulta algo ajena, sino esa paz de corazón, la que trae una sonrisa de satisfacción y nos acuna el alma. Con hijos, sin hijos, al final y como dice el Dalai Lama, todos buscamos ser felices. Identificar el camino, el tren que nos lleve o la estación correcta, pareciera ser lo difícil y sin embargo, esta fórmula sencilla pudiera tener la clave:

“…en términos generales, uno empieza por identificar aquellos factores que conducen a la felicidad y los que conducen al sufrimiento. Una vez hecho eso, es necesario eliminar gradualmente los factores que llevan al sufrimiento mediante el cultivo de los que llevan a la felicidad. Ese es el camino.”

Evidentemente, mil quinientos años de austera meditación, practicada en sucesivas reencarnaciones, deben tener algún tipo de impacto a la hora de aplicar dicha receta, y ser un líder espiritual debe también facilitar un poco el asunto, pero puesto así y mirándolo bien, el que no es feliz, es porque no quiere.

Así que ése es mi deseo para todos, en este nuevo año: que encontremos el camino a la felicidad. No digo que la alcancemos, pero que al menos sepamos o no si estamos en el camino correcto. Debo reconocer que una gran parte del tiempo estoy segura de estar en la senda apropiada, pero de vez en cuando me resbalo, caigo en algunas veredas con baches y me desoriento. Pido al nuevo año la sabiduría para reconocer que estoy caminando hacia donde debiera, pido que me conserve el amor de O. y mantenga la habilidad de mi cuerpo para enfrentar a los años.

Pidan amigas y amigos, que las palabras escritas parecen más reales.
Que por pedir no quede…



Blogalaxia Tags:

20 de diciembre de 2007

Las fiestas son para corazones fuertes

O. es mi espina dorsal; es quien me mantiene derecha cuando se me entumecen los sentidos. De todas formas, el pobre hombre, a veces, debe pensar que estoy lista para atar al árbol, como si mi apellido fuera Buendía.

La infertilidad es para mí, usualmente, una forma de vida, un mundo paralelo a ese otro, fértil, en el que vive el resto de la gente. Yo vivo relativamente tranquila en mi burbuja y camino mirando, de vez en cuando, de lado, viendo cómo les va a los otros. Debo reconocer que la vida del otro lado tampoco parece fácil; por un problema que yo tengo, otros tienen quinientos y como la vida no es una carrera de competencia sino de obstáculos, cada uno carga con sus miedos y sus inseguridades.

Mis momentos de crisis se producen cuando, por alguna razón, ambos mundos se cruzan; cuando me veo obligada a salir de mi burbuja para rodearme de padres, hijos, fiestas familiares, vacaciones de colegio y todos esos conceptos, extraños a mi piel. O. no puede creer que, repentinamente y por asistir a una mera cena navideña, me haya agarrado un ataque de envidia, tan extraño a mi carácter. Y yo intento explicarle que no es envidia, es un duro recordatorio de lo que no tengo y tanto anhelo. Si me sacan de mi burbuja de oxigeno y me tiran de pronto al agua, salvo que desarrolle cualidades anfibias a la velocidad de la luz, lo más probable es que las convulsiones me lleven a la más mísera asfixia.

- Pero tenés que enfocarte en lo que tenés, no en lo que te falta
- Yo veo todo, lo que tengo y lo que no tengo. Lo que tengo me pone contenta, lo que no, me pone triste.
- Pero no te podés poner triste por eso
- Sí, puedo, mirá como lloro.



Blogalaxia Tags:

18 de diciembre de 2007

No hay que subestimar los beneficios de la ira

“No te des por vencido, ni aun vencido,
No te sientas esclavo, ni aun esclavo;
Trémulo de pavor, piénsate bravo,
Y acomete feroz, ya malherido.”


Algunos indicios para saber si una lleva algo de rabia acumulada:

- tener una marcada inclinación por las palabras profanas, en los casos en que dicha tendencia no es parte del comportamiento habitual;
- tener intensos deseos de eliminar a todas las embarazadas que pululan por los lugares públicos, comenzando con las que van cruzando la calle, enfrente del propio auto, cuando el semáforo esta en rojo;
- tocar bocina y hacer gestos con la mano al resto de los conductores, cuando los mismos no se comportan de la forma que una estima apropiada;
- hacer comentarios en blogs algo subidos de tono, de manera insensible a las emociones del autor;
- responder un email de una amiga que tuvo la feliz idea de utilizar un cliché, de la siguiente manera: “No me hables de Dios, que con ése estoy peleada hace tiempo. Seguro que se está cagando de risa allá arriba.”

Reconozco que la indignación y el enfado tienen un efecto más energizante que la depresión y opto por recibirla con los brazos abiertos. Cierto es que quizá sea una energía un tanto negativa pero ¿quién se pone exquisito en momentos como éstos?

Ya habrá tiempo para ponerse más galantes. Por el momento, ¿quién se anima a jugarme una pulseada?

“¡Que muerda y vocifere vengadora,
Ya rodando en el polvo tu cabeza.”



Blogalaxia Tags:

13 de diciembre de 2007

Estuvimos tan cerca…

Parece que es imposible sacar callos en el alma para amortiguar este tipo de cachiporrazos. Cada vez duele igual que la primera. Sólo me consuelan los brazos de O. y su voz susurrándome al oído: “nosotros podemos pasar todo esto, porque somos fuertes y nos queremos mucho”.

El doc catalogó este suceso como embarazo químico pero en cierto modo, y como dijeron en los comentarios, siento que estuvimos tan cerca… Lo que más rabia me da es la falta de imaginación que tiene la vida últimamente. Todo se ha vuelto rutinario y predecible; cada tratamiento es igual que el anterior y hasta los médicos parecen sacar los guiones de los mismos escritores. No soy de las que buscan cuentos de hadas y más bien prefiero una buena taza de chocolate en la tierra que un festín en el cielo, pero me gustaría, algún día, dar vuelta a la esquina y sorprenderme. Quisiera saber si los milagros existen y si es cierto que se puede vencer al Destino, quien por cierto sigue desarmado de risa en suelo.

Estoy pensando en serio en comenzar de una vez a escribir un libro con toda esta historia. Necesito un proyecto para recuperar la ilusión. Por otra parte, ¿quién quiere leer un libro sin final feliz?

Cada uno la lucha como puede. O. va a jugar a la Lotto este fin de semana porque parece haber unos veintipico millones de premio. Según el, sacarse el premio mayor le parece muchísimo mas fácil que lograr un embarazo, así que quien te dice que no terminemos millonarios, con una casa gigante, mayordomo y cuatro gatos siameses, haciendo FIVs hasta la menopausia. En fin, solo nos salva el humor negro…



Blogalaxia Tags:

11 de diciembre de 2007

Se acabó

Beta del día de la fecha: <2.

Gracias a todos por estar ahí, escuchando mis quejidos. Gracias por prestarme el optimismo que yo ya no tengo.

Estoy algo mareada. Me voy a acostar.

10 de diciembre de 2007

Lo más probable es quién sabe…

Fragmento de la conversación telefónica con la enfermera:

- Tengo los resultados de tu beta.
- Aha…
- Es positivo pero muy bajo
- ¿Cuán bajo?
- 13
- ¿TRECE?? ¿Uno-tres??
- Sí, tienes que volver a hacerte otro análisis de sangre

Merde. Merde. Merde.

Google me contesta rápidamente con algunas historias de esperanza que comenzaron con betas bajas pero el Miedo se está haciendo un festín. Yo sé que lo que importa es que se vaya duplicando, pero trece me suena peligrosamente bajo. Imágenes de ectópicos, sacos embrionarios vacíos y otras películas similares, pasan delante de mis ojos mientras trato de mantener la compostura.

Después de hablar con O., corro al consultorio médico a hacerme otro análisis. Mientras la enfermera me acribillaba ambos brazos para sacarme un chorro de sangre, el doc, que cruzaba rápidamente por el pasillo se paró, me tomó la mano y me dijo “no te preocupes, esto es muy reciente; el número no significa nada, lo que importa es que vaya creciendo. Vamos a darle algo de tiempo.” Debo reconocer que sus palabras me sentaron como una taza de chocolate caliente en un día de frío.

Mañana veremos de nuevo que número sale en la lotería. ¿Será posible que no pueda tener siquiera una mínima oportunidad de ser normal?


Blogalaxia Tags:

9 de diciembre de 2007

Aun no hay humo blanco

No soy capaz de explicar lo bien que me hace leer esos comments en estos momentos. Parece increible tener a todas tan cerca en este mundo virtual. Hasta a O. se le humedecieron los ojos mientras las leia... Es un tierno. Gladiadores eran los de antes.

No puedo menos que ponerlas al dia pero la verdad es que no hay muchas novedades. La linea sigue muy tenue y no habra mas remedio que esperar al lunes. Pense que la espera seria mas facil pero debo reconocer que en algunos momentos del dia, hay que hacer esfuerzo para respirar profundo.

Estoy extenuada y no se debe al embarazo sino a la progesterona que O. me tiene que inyectar cada dia. Una buena excusa para dormir la siesta en este domingo sin sol...

7 de diciembre de 2007

11dp3dt

El titulo de este post no es el codigo de barras de las acelgas que compre anoche. En el sub-mundo de la infertilidad, por sus siglas en ingles, eso significa 11 dias despues de una transferencia de 3 dias (11-days-post-3-day-transfer). Y ahi es donde estoy hoy.

Dia de la Santa Beta.

Las mujeres tratamos a los endocrinologos especialistas en infertilidad como a los peluqueros o a los dentistas. Asi como no podemos ir a nuestro estilista de siempre con los reflejos hechos por otro, tampoco tenemos el coraje de ir a pedir una beta con embriones ajenos. Es un tema de cortesia profesional. Con lo cual, solo me queda ir a mi ginecologo, quien no tiene ningun sentimiento de competencia con un doc sudafricano que se dedica a criar embriones; a el ya le vienen armados.

Todo muy bien excepto por un detalle. Los ginecologos no tienen el sentido de urgencia que tenemos las infertiles ya que para las conejas, un dia mas o menos no tiene ninguna relevancia en el devenir de sus vidas y en el avance de un embarazo de nueve meses. La Beta es un tramite rutinario y casi burocratico que confirma sus ya seguras sospechas de embarazo y parto. Las infertiles medimos el tiempo como los corredores de formula uno: en fracciones de segundo. Por lo que el problema se plantea asi: mi ginecologo solo me puede dar los resultados del analisis de sangre a las 24hs., y como no trabajan el fin de semana, hay que esperar hasta el lunes. El LUNES!!!! Merde. Merde. Merde.

Es que no tienen un minimo sentido de compasion los muy hdp??

Hoy me desperte a las cinco de la mañana con unas incontenibles ganas de ir al baño y no encontré mejor lugar para orinar que encima de un test de embarazo. El resultado es inconcluso. No tengo mucha experiencia en rayas dobles ya que nunca he visto una, pero pareciera que quiza, tal vez, existe una ligera sombra de lo que podria ser una segunda linea. Tambien puede ser el fruto de mi jugosa imaginación. En mi defensa, debo añadir que O. tambien la vio. Pero claro, el es parte interesada y por lo tanto no esta cualificado como testigo.

En fin, les dejo un par de fotos para que saquen sus propias conclusiones. La camara es buena pero creo que no capta lineas imaginarias…





(Nota: el dia de hoy corren vientos moderados que arrastraron todos los acentos de mi escrito)

5 de diciembre de 2007

El que espera, desespera

Si bien tengo un cierto apremio por estar embrazada, como todo el mundo ya sospecha, no estoy absolutamente interesada en parecerlo. Sin embargo, esa es una de las desgracias que hay que soportar durante la maravillosa beta-espera. Caminar despacio, no levantar peso, no tomar vino, hablar bajito y tocarse las tetas cada cinco segundos para ver si están hinchadas.

La verdad que, como ha dicho la mayoría en la encuesta, lo mejor es trabajar y olvidarse de todo. Sobre todo, cuando una se encuentra a su regreso con setecientos cincuenta emails sin contestar. Sin embargo, como dice mi sabio padre, “el miedo es libre; cada cual tiene el que quiere” y yo parezco querer tener bastante últimamente. Mi corazón está ansioso y late apurado; y por más que lo froto con esponja de acero, no logro sacar las adherencias, cicatrices y nubes que lo recubren, fruto de anteriores tratamientos.

Yo sé que todo el mundo me desea lo mejor; también yo lo deseo. Pero también se que lo mejor, a veces, no sucede. Y lo mas trágico es que, independientemente del resultado final, la vida nunca más volverá a ser como antes, cuando no había visto el vacío, ni el dolor, ni el desamparo; mi corazón ya nunca volverá a ser rosado y brillante sino que por el resto de sus días no podrá hacer otra cosa que seguir arrastrando sus parches y sus lastimeras soldaduras.

Y eso es lo que, en mi pueblo, también se llama nostalgia.

(Nota: Por lo pronto, y para dar un toque de color al post, les dejo a la izquierda algunas fotos que acabamos de traer. Si ponen el cursor arriba, pueden ampliar la foto, retroceder o parar el show)


Blogalaxia Tags:

28 de noviembre de 2007

Todo va bien

Ciudad del Cabo se esta transformando en una de mis ciudades favoritas. Buenas playas, ambiente cosmopolita, excelentes vinos, menus sofisticados, montanas, naturaleza... que mas se puede pedir? El otro dia le dije a O. "yo podria vivir aca".

Ya terminaron las visitas a la clinica, estoy en mi tercer dia de incubadora con dos preciosos embriones que hace dos dias tenian ocho celulas; al dia de hoy, quien sabe. Me quedaron cuatro mas en el congelador; le dijimos al doc que volveriamos por el hermanito para el mundial de futbol.

Ayer fue mi cumpleanos, y aunque estuve en cama hasta la noche, fue un dia muy especial. O. se levanto temprano y con el pretexto de ir a comprar algo, me trajo un hermoso ramo de rosas multicolores que aun tengo sobre mi mesita del hotel, despues me trajo torta y turron (le habia echado el ojo unos dias antes). Comimos entre risas, besos y leyendo los mensajes de familia y amigos en mi Blackberry.

Hoy comenzare a levantarme a ratos y a partir de manana vida normal, segun el doc. (Risas por detras del telon; y mas risas). Como si algo hubiera de "normal" en todo este circo de medicos y en necesitar un ejercito de especialistas para lograr que un bendito embrion se quede pegado donde debe. Eso si, si quedo embarazada, voy a poder asegurar que mi hijo fue "sin pecado concebido"...

15 de noviembre de 2007

Me ausento unos días, pero por una buena causa

Hay algunas razones que me podrían hacer pensar que este tratamiento no puede ser diferente a los otros. Y sin embargo, estoy tranquila. Tampoco puedo caer, bochornosamente, en el pecado de arrogancia y simplicidad en que caen las inexpertas, diciendo que “esta vez seguro que va a funcionar”, que “tengo el presentimiento que ahora si se nos va a dar”, que “los signos y los planetas se están alineando para que me embarace” o que “si me pongo el calzón al revés, doy tres vueltas en círculo en sentido contrario al reloj, me quedo sin respirar diez minutos y la luna llena aparece detrás de las nubes, entonces todo va a andar bien.” Eso es para principiantes y a mí hace rato que me colgaron el cartel de “pro”, muy a pesar de mis apetencias.

Miro al pasado sin arrepentimientos y al futuro sin impertinencia. Si alguna migaja de petulancia adolescente y argentina me quedaba, la infertilidad se encargó de quitármela de un sopapo. No me queda nada de orgullo, de impaciencia, de vanidad ni de inocencia; y ello, paradójicamente, me hace más libre. No estoy atada a los caprichos de mi voluntad y mis deseos, ni me dejo llevar por la férrea decisión de cumplir mis sueños a rajatabla, aún sabiendo que remar contra corriente nunca le trajo nada bueno a nadie; y si no, que se lo pregunten a los salmones. Ya comprendí que al Destino no le importa lo que quiera ni lo que merezca. Por mi parte, cumplo con colgar un cartel de mi útero, justo arriba del endometrio, que diga “Implantarse aquí” para dar un poco de sentido de dirección a algún embrión despistado.

Creo que por primera vez, me dejo ir con la corriente. Ya remé, tomé impulso y ahora me encuentro sentada arriba del barco, tomada de la mano de O., mirando el gorgoteo del agua y las lagartijas de la orilla. No sé dónde acaba el río pero me quedé sin remos y sólo me queda tirarme panza arriba y ver pasar las nubes. Después de todo, el día sigue estando soleado y acá sentadita, oliendo el perfume de los jazmines bajo el abrazo de O., tampoco se está tan mal.


PD: Dejo este blog por unos días. Si me es posible, mandaré alguna señal de humo desde Ciudad del Cabo y a la vuelta, seguimos con nuestras historias de cada día.



Blogalaxia Tags:

9 de noviembre de 2007

¿Quién se quiere llamar Yosemattifa?

Cuando estábamos haciendo nuestro primer FIV en Argentina, hace más de una vida, compré un libro que listaba nombres de hombre y de mujer y que debo tener aún por ahí tirado, detrás de algún estante polvoriento. Me gustaba leerlo, cerrar los ojos e imaginarme si ése era o no el nombre de mi hijo. Pobre ilusa aquella que una vez fui; quien pensaba que la medicina y mi buena suerte todo lo podían. De todas formas y aun después de tantos años de infertilidad, seguimos jugando con nombres, en nuestros ratos libres. Por alguna razón desconocida, tenemos más opciones de hembra que de varón y con el pasar del tiempo, hemos ido descartando algunos y reviviendo a otros como “Julia”, “Sofía”, “Gabriela”, “Maximiliano” o “Valeria”.

Parece que este juego inofensivo esta a punto de ser restringido por Chávez, en Venezuela, a juzgar por su último impulso de ley, que limitará, de ser aprobado, los nombres de recién nacidos a una lista de cien.

En un país donde con frecuencia hay que pedirle a quien te da la mano que te repita su nombre, la idea no es de las más descabelladas que he oído en Venezuela. Pedirle a un hijo que soporte durante toda su vida nombres tales como John Kennedy, Hiroshima o Usnavy va mucho más allá de cualquier deber filial de obediencia. En Argentina, y salvo que las cosas hayan cambiado mucho en mi ausencia, se consagra la libertad de elección del nombre pero se imponen ciertas restricciones, que evitan que el nombre sea malsonante, ridículo o contrario a las costumbres, frente a las cuales nadie se rasga las vestiduras.

En un almuerzo distendido que tuve con dos abogados de Caracas, ambos no cesaron de comentar jocosamente las últimas ocurrencias del primer mandatario y con tono de preocupación, el contenido de la pretendida reforma a la constitución, en la cual no es sorpresa que Chávez apunta a un modelo socialista y totalitario, donde se crea, además de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial ya existentes, el Poder Popular; se elimina la autonomía del Banco Central; se eliminan los “latifundios”; se dan facultades extraordinarias al presidente que incluyen la eliminación del derecho a la información y a la debida defensa en caso de necesidad y se permite la reelección indefinida del mismo. Con tono de horror y sorna hablaron sobre el rumor de proyecto de ley, por el cual la patria potestad de todo niño mayor a tres años pasaría al estado venezolano; rumor que nadie ha confirmado a la fecha y que probablemente sea sólo el fruto de una imaginación asustada.

Cuando saqué el tema de la famosa lista de los cien nombres, ambos se silenciaron sobre el arroz con mariscos y uno de ellos dijo, revoleando lentamente un camaron con el tenedor, “bueno, esa sí es una buena idea…”. Y se largaron a contar cómo la hija de una amiga fue bautizada con una combinación del nombre de sus cuatro tías (palabra que recuerdo como “Yomalauni” o sonido similar) o de cómo alguna gente opta por utilizar sus propios nombres pero deletreados de forma inversa; por ejemplo, si el padre se llama Angel, la hija se llama “Legna” o si la madre se llama Yolanda, la hija se llama “Adnaloy”.

De ahí a “Toro Sentado” o “Gata Maullando al Sureste”, sólo queda un paso. No habrá nada de eso penado en la Convención de los Derechos del Niño?



Blogalaxia Tags:

5 de noviembre de 2007

Parece que no me muero, después de todo

Y resultó que finalmente no me voy a morir. Por el momento. Aún tengo que pasar por trescientos cincuenta y cinco tratamientos médicos más, antes de verlo a San Pedro, incluyendo lavaje de intestinos, cirugía estética (no porque la necesite, obviamente) e implante de cabello (con el que estoy perdiendo con las inyecciones hormonales, ya estoy pidiendo presupuestos). No sea que por mí, vaya a entrar en recesión la economía del país, ya que es bien sabido que cuando los médicos ganan poco, dejan de comprar yates, mansiones en la playa, Ferraris y nos estancamos todos. Es una gran responsabilidad tener sobre los hombros el mantenimiento del sistema de salud mundial.

La radióloga que miró mi pecho a través del ecógrafo dijo que “qué lástima que no están acá mis estudiantes, porque lo que veo en la pantalla es de libro de texto”. No sé si eso es un piropo en el extraño lenguaje de hospital pero al menos me confirmó que no hay aneurisma. Y no me voy a morir. O tal vez sí, pero sólo si me agarra una de esas manifestaciones estudiantiles que hay ahora en Caracas y que ví hoy al llegar a mi hotel. Creo que no quieren la reforma a la constitución. O están a favor de la propiedad privada. O no les alcanza la leche. O se quejan porque nunca clasifican para el mundial de fútbol; no sé exactamente, pero se ven bien enojados.

Aún no tengo los resultados del análisis de sangre de la dos-dedos pero si logró sacarme algo, un día de éstos les cuento por dónde anda mi colesterol. Mientras tanto, llegaron la colorada y los remedios casi al mismo tiempo así que ahora sí, entramos en la cuenta regresiva.




Blogalaxia Tags:

31 de octubre de 2007

Conjuro cuasi-celta de Halloween


Me dió la idea Ahoravaaserquesi hace unos días, me puse mi sombrero negro de pico y aquí voy:

Búhos, lechuzas, sapos, endocrinólogos, andrólogos y brujas.
Demonios, diablos, conejas fértiles, espíritus de los ovarios poliquísticos.
Cuervos, abogados, vendedores de Puregon y otros hechizos de la Madre Fértil.
Galenos inútiles hinchados de ganar dinero, agujas subcutáneas.
Mal de ojo, implantación fallida, hiperestimulación ovárica, truenos y rayos.
Ladrido del perro tuerto, semen sin uso y pata del conejo.

Pecadora lengua de baja respondedora casada con hombre viejo.
Infierno de espéculos y murciélagos saltarines, enfermeras insolentes, gata negra preñada y en celo; punciones sin anestesia.
Ovarios inútiles, endometriosis severa, betas negativas, maullar de gato sucio.
Consejos inoportunos de parientes curiosos; ecógrafos y lagartijas.

En las llamas de este fuego que se asemeja al del infierno, los quemaré a todos sin piedad y huirán las brujas en sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas.

Oigan los rugidos que dan los que no pueden dejar de quemarse, quedando nosotras libres de los males de nuestra alma y de toda maldición.

Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego, les hago esta llamada: si es verdad que tienen el poder de la Naturaleza, aquí y ahora, los invoco para que los espíritus de la Fertilidad no se despeguen de nuestra casa por muchos años y que a todas las mujeres de vientres vacíos, les lluevan niños con rostro de ángel
.”

26 de octubre de 2007

¿Necesitaré una clínica de rehabilitación?

Es evidente que el período de rehabilitación de las drogas para la fertilidad es más largo de lo que pensaba. Haber sacado turno con un médico clínico para hacerme un chequeo general no puede ser otra cosa más que un agudo Síndrome de Abstinencia.

Resultó que parece que tengo unos latidos algo extraños, cosa que puede ser síntoma de aneurisma en la aorta (que puede provocar derrame y muerte instantánea) o una muestra de que simplemente soy una persona de latidos estentóreos. No tiene aún muy claro cuál de las dos opciones es la correcta. Por lo demás, todo bien. Por lo menos, hasta que vea los resultados de los análisis.

Ayer fui con mi orden médica a sacarme sangre a un laboratorio que queda cerca de mi oficina. Tercer piso de un edificio dudoso en el que O. ni siquiera hubiera puesto el pie; con mucho sentido común, por supuesto. En mi caso, mi sentido práctico venció fácilmente a mi instinto de buscar otro laboratorio más lejos. Mientras esperaba en la sala casi vacía, miraba tranquilamente mi receta, sabiendo que tardarían un buen rato en llamarme. Decidí, en un momento de inspiración médica, agregar un par de análisis a la orden médica, justo arriba de la firma del doctor. Una pareja de argentinos, desde la pared de enfrente me miraban con caras de aburrido asombro. Al fin y al cabo, la sangre es mía. Puedo imaginar la cara del médico cuando le manden los resultados de la vitamina B12 y el acido fólico a continuación de los triglicéridos.

Me hace pasar adentro una cubana muy simpática con guantes de látex quien, entre cháchara y conversación, me pide una serie de datos personales; hablamos del clima, como es de rigor en estos casos, y me pregunta si me asustan o no las agujas. Fíjese usted que me son totalmente irrelevantes, sobre todo cuando las enfermeras tienen buena mano, como seguramente usted tendrá, digo yo en un miserable intento de adular a mi verdugo. Mientras arremango mi brazo izquierdo, la enfermera se saca sus guantes para tirarlos a la basura y ponerse unos nuevos. Ahí veo, con horror, que su mano derecha (no la zurda, sino su mano mas competente) sólo tiene dos dedos. No los guantes, la mano. Sólo se movía el pulgar y uno de los del medio, que no me atrevería a identificar por el nombre. Pobre mujer, dije para mis adentros, pensando en mí. No tengo nada en contra de incorporar al mercado laboral a alguien con una discapacidad tan mínima, excepto cuando su trabajo incluye insertar un elemento altamente punzante en mis venas. Alertas rojas nuevamente en todos mis sistemas básicos de supervivencia pero ya la suerte estaba echada. Cerré los ojos, miré por la ventana a través de los techos de la cercana Calle Ocho y me encomendé al Supremo.

Creo que ya he tenido suficiente adrenalina por el momento. Con ésto y un par de antibióticos más para la infección urinaria, ya satisfago mi necesidad médica hasta arrancar el ciclo el mes que viene.


Blogalaxia Tags:

22 de octubre de 2007

Domingo de madres

Algo bueno tiene que haber en el hecho de tener a la familia a ocho mil kilómetros de distancia. Uno de los beneficios es elegir dónde quiere pasar una el día de la madre. Por ejemplo, en mi casa, acurrucada en el hombro de O. y mirando la última carrera de Fórmula Uno del campeonato, en lugar de en casa de mi hermana, con mis padres y otras tantas personas, haciendo todo el teatro y la alharaca como si el día de la madre fuera el día de la llegada del hombre a la luna o como si no hubiera habido otro día idéntico hace exactamente un año. Nada mejor que una breve llamada por teléfono. Mamá, que tengas feliz día, estoy en un celular y no te escucho bien; te llamo durante la semana. Ya está, pienso con alivio; el mundo de las madres esta allá lejos y yo, feliz, acá, comprándome unos zapatos.

Para acabar el día, estuvimos en casa de unos amigos que nos tenían guardado un rico vino español y la sorpresa de estar esperando el cuarto hijo, concebido en los últimos cinco años. Mientras la Coneja decía que le había venido de sorpresa, yo largué una de mis sonoras carcajadas y le recordé que sus hijos siempre parecen llegar de incógnito. Es posible que te agarren desprevenida una vez, pero no cuatro. Tras tomar lo que restaba de mi copa de vino creo que terminé tomando también su ración, ya que las preñadas no la necesitan, mientras mis neuronas parecían bolas de cristal que chocaban entre sí en silencio.

Y yo que tan contenta estaba con el pulpo a la gallega que me había mandado de almuerzo. Ahora no sé si una ilusión insolente quiere llevarme a pasear por el Cabo de Buena Esperanza en noviembre o si debo ir a comprar un buen quitamanchas, que me quite esa sombra que hay en mi corazón, que no es más que el estigma de mi maldición.



Blogalaxia Tags:

19 de octubre de 2007

Me suena...

Cada mañana National Geographic me saluda en mi computadora con una foto especial. Esta foto está tomada en algún lugar del Pacífico y muestra un pequeño pez cabezón deambulando entre corales.
No se si yo tendré ideas fijas pero yo juraría que esta imagen es una copia fiel de una inseminacion artificial... (con un alto nivel de estimulación, diría yo, a juzgar por el número de óvulos)

16 de octubre de 2007

Recién llego de Punta Cana

Que los humanos y los chimpancés compartamos el 98% de la secuencia de ADN no me sorprende demasiado y, de hecho explica con claridad el talante, y a veces el porte, de alguna gente que conozco. ¿Qué hay en ese dos por ciento restante? Para empezar y descartando las características anatómicas, el tamaño de la corteza cerebral, que parece influir en el desarrollo del lenguaje, el oído, y el sentido del gusto.

El desarrollo de un complejo sistema de emociones, que va más allá de la alegría, la tristeza, el stress y la depresión parece ser también nuestro sello característico. No soy una persona hartamente emotiva pero maravillo ante la expresión humana. Por eso me gustan los aeropuertos. Las separaciones y los encuentros parecen hacer brotar los sentimientos al desnudo, sin filtro. Los aeropuertos parecen estar llenos de la impaciencia del viajero avezado y cansado; los celos de los viajantes en clase turista al pispear hacia los cómodos sillones del frente del avión; las lágrimas de los que quedan; las risas de los niños; la frustración del que espera; la ilusión del que parte en busca de algo que probablemente haya dejado en casa; el aburrimiento de los retrasos; la cautela de los primerizos y la furia de las cancelaciones, sólo por nombrar unos pocos.

Ahora que las colas son largas y que la seguridad en los aeropuertos exige pasar desnuda y sin marcapasos por los detectores, una tiene que llegar con tiempo a riesgo de perder el vuelo, y el trabajo, en la volada. A pesar de ir cargada con mis tantas chucherías electrónicas, que un día de estos me dejaran electrocutada, ese tiempo me sirve para observar la humanidad, cosa que a veces una olvida, sentada en la oficina, mirando una pantalla y viendo como pasan los barcos por el río de Miami.

Imagino que con el vuelo que me espera de más de veinte horas con sus respectivos transbordos, O. y yo tendremos tiempo de analizar hasta la composición emocional de los pilotos y la estructura física del aeroplano. Bueno, en realidad, O. más que yo, ya que yo en los aviones duermo como santa sin complejos.



Blogalaxia Tags:

10 de octubre de 2007

Porque entre bueyes no hay cornadas


Poco tengo en común con una mujer que gana y gasta millones al mes; que saborea públicamente sus abrigos de piel y que convierte en oro todo lo que toca. Ahora bien, con una mujer casada a los treinta y pico, que lucha desesperadamente por completar su familia, que visita los consultorios de médicos de fertilidad y que le toca aplicarse inyecciones cada mañana; eso si lo puedo entender. Las mansiones, la ropa de Lagerfeld, los anillos de diamantes, todo eso lo puedo ignorar; el quejido de una infértil, que además, tiene a media humanidad escudriñando a diario cada rincón de su vida y cada bulto de su panza, eso me llega al alma.

No suelo estar muy al día de lo que pasa en Hollywood pero pareciera que últimamente, no hay mayor preocupación en este país que saber si Jennifer López está o no embarazada. Cada vez que abro Internet, miro la tapa de un diario u ojeo las revistas en el supermercado, allí esta ella, con una sonrisa, negando, ocultando, evadiendo. Si en su último FIV se gestó e implantó un bebé, debe haber muchas risas cómplices en su casa; si por el contrario, su fotografiada panza sólo es el resultado de hinchazón hormonal y pinchadas múltiples, como la de todas nosotras, ¡ay, cómo deben doler todas esas notas estúpidas de prensa!

Esta es mi carta de apoyo a JLo:

Estimada Jennifer:

No sé en realidad que me impulsa a escribir esta carta que nunca leerás. No espero respuesta, ni una foto ni un autógrafo sino que vengo a ofrecer una cálida mano de apoyo. De una mujer otra. De una mujer con problemas para concebir a otra.

Jamás he escrito una carta a alguien desconocido y ni siquiera estoy muy al día de lo que pasa en Hollywood; quizá no lo hubiera hecho sino fuera porque cada vez que abro alguna revista y leo que tú o alguien allegado a tu entorno tiene que desmentir rumores de embarazo, se me da vuelta el estómago. Este camino es lo suficientemente duro así como es; tosco, áspero, inagotable, como para tener que llevarlo con los faroles de la luz pública. Mis respetos por la gracia con que lo atraviesas.

Tengo cuarenta y un años, soy abogada, me casé hace seis años con el amor de mi vida y desde entonces estamos buscando un hijo que no encuentra el camino para venir. Comenzamos con muchos de los estudios con los que seguramente ya seas familiar; hemos pasado por seis fallidas fertilizaciones in vitro, inseminaciones, ultrasonidos, pergonal, follistim, lupron, HcG, repronex, exámenes hormonales, exámenes de sangre, exámenes genéticos, ICSIs, histeroscopia, eliminación de fibromas, inyecciones intramusculares de progesterona, cancelación de ciclo, embarazo químico, ausencia de fertilización, betas negativos, betas bajos, reposo, dieta, visualización y aun así, el bebé no llega. La casa sigue pulcramente ordenada y silenciosa, y las manos parecen cerrarse en el aire en cada intento. A veces me canso de todo este teatro, de esta puesta en escena, de esta preparación inútil para alguien que nunca llega; de poner mi corazón a la intemperie una y otra vez para que le den un par de martillazos y me lo manden de vuelta para reparación.

Y sin embargo, esta es una lucha que aunque cansadora, es imposible de abandonar por voluntad propia. Porque olvidar la idea de tener un hijo es más doloroso que las inyecciones, las desilusiones y el dolor en el pecho. Y porque sé que algún dia llegará el éxito.

“Si te postras diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas;
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.”
[Almafuerte]

Quisiera que perdonaras mi intromisión; mi carta indiscreta a ese rincón privado de emociones pero si los rumores de tu próximo IVF son ciertos, solo quería que supieras que somos muchas las que estamos en este barco y que estás en buena compañía. Quería desearte un tratamiento en paz y un niño que sin duda será hermoso.

Que Dios te bendiga
.”

Si alguien la ve, se la hacen llegar?



Blogalaxia Tags:

9 de octubre de 2007

Los resultados de mi anterior encuesta son curiosos. De cien respuestas, casi la mitad dijeron que no pararían de hacer FIVs hasta tener un hijo; tanto más interesante es la respuesta por cuanto yo no aclaré en la pregunta que debían asumir que los fondos eran ilimitados. Es decir, la pregunta apuntaba más al lado emocional de cuánto estarían dispuestos a aguantar a pesar de los pinchazos, las hinchazones, la presión social, la pareja y todas esas cuestiones, sin importar el tema económico. Cuánto puede resisir el entramado del que está hecho el alma? Aparentemente y a juzgar por esta pequeña encuesta, el tejido es bastante resistente.

En preparacion a mi próximo aterrizaje, les dejo acá un nuevo cuestionario; esta vez abierto, ya que admite la opción de "Others/Otros". Nuevas ideas son siempre bienvenidas...

3 de octubre de 2007

Buscando buen “karma” en Sudáfrica

Este es mi último proyecto. Para que nadie piense que sólo estoy pensando en jirafas, les voy a contar quien es Mel y su trabajo en Bosom Buddies.

Mel es una extraordinaria joven sudafricana quien, en su entrenamiento como partera (en realidad, ella es una “doula”, quienes van un poco más allá y proveen también apoyo emocional), encontró humillantes diferencias entre las clínicas públicas y las privadas para las mujeres que daban a luz. Resumiendo lo que ella misma relata en su sitio de Internet, estas mujeres africanas llegan a los hospitales estatales en taxi, solas, a punto de dar a luz y con mucho miedo. Gas y epidurales normalmente no existen. No hay privacidad ni dignidad. Luego se van, en taxi, con su bebé a cuestas, sin ropas y sin una manta que cubrirlo, a las villas de donde vinieron.

En su experiencia, en las clínicas privadas, por el contrario, les regalan a las madres bolsas de cosas para su bebé que ni siquiera necesitan.

Mel decidió cambiar esa situación y si bien la experiencia del parto aún esta fuera de su alcance, con la ayuda de su iglesia, donaciones y algunos voluntarios preparan actualmente unas preciosas bolsas para cada madre y su recién nacido. Las llenan con escarpines, un enterito, un piyama, un sweater, un gorro, una frazada y algunos artículos descartables. También incluyen algunos productos para el bebé, talco, cepillo y pasta de dientes para la madre, unas galletas y una hermosa tarjeta casera. Las bolsas son cosidas por una voluntaria y son repartidas tres veces por semana, llegando en estos momentos al setenta y cinco por ciento de las madres que dan a luz en un hospital de Ciudad del Cabo y teniendo la intención de llegar a la totalidad a fines de este año. Entregan unas cuarenta y cinco bolsas por semana, hablan con las madres y les prestan una cálida mano de la que agarrarse durante unos instantes.



Su trabajo me parece fabuloso así que, tan pronto comencé a preparar nuestro viaje, me puse en contacto con ella con la intención de donar algunos artículos de más necesidad. Necesitan piyamas para recién nacidos y enteritos; también aceptan ropa de segunda mano, así que, la semana que viene y contra todas las ironías del destino ¡iré a comprar ropa de bebé!. También tengo pensado circular un e-mail por mi oficina (y la de O., si se puede) para recolectar la mayor cantidad de ropa infantil posible. Estoy muy entusiasmada con este proyecto.


(PD: Mel es la rubia que sostiene a ese niño con tanta dulzura)

Blogalaxia Tags:

1 de octubre de 2007

Cómo van mis planes de viaje

Otro mes que ya se fue y menos días que quedan para mi tratamiento. Mi mente ya está en cuenta regresiva. Esa vez no voy a transmitir cada aguja y cada ultrasonido en vivo y en directo desde los confines de este blog, no sólo porque estaré a miles de kilómetros de casa y con poco acceso a una computadora sino porque además soy supersticiosa y pienso que al mantener, por primera vez, un perfil bajo, voy a conseguir engañar al Destino al no ponerlo sobre alerta de mis intenciones. Resumiré la aventura a mi regreso.

Ya tenemos los boletos comprados, con escala en Londres. Aún no se cómo voy a entretener a O., quien duerme poco en los aviones (y si no tiene nada que hacer, me despierta a mí) pero por lo pronto me acabo de comprar un chirimbolo fantástico que permite cargar todos los aparatos electrónicos (dígase de mi Ipod, Nintendo, Blackberry y demás mata-tiempos) a través del enchufe para auriculares que tienen los asientos del avión, ideal para estos vuelos inacabables en aviones que no tienen enchufes eléctricos.

También encontré y reserve un hotel precioso para hospedarnos durante la primera semana. Está algo alejado del mundo turístico, cerca de la clínica, tiene algo así como tres hectáreas de jardines y un spa que es justo lo que me recetó el médico para descansar del largo viaje y de las burbujeantes hormonas. Los días restantes, Dios dirá. Le dejaré a O. que elija un barrio que le guste, seguramente al lado del mar. Cualquiera diría que en su vida pasada fue marinero…

Estoy ahora en una tarea difícil que es la búsqueda de un buen safari. Dado que no paramos en Johannesburgo, donde parecen estar casi todas las reservas, ni puedo tomar píldoras para la malaria, por razones obvias y debemos estar sujetos a los horarios de la clínica, eso me deja como alternativa única, una reserva cercana a Ciudad del Cabo, en un ambiente libre de malaria y que tenga una buena recepción para los celulares. Definición demasiado parecida a un zoológico para mi gusto. Seguiré buscando.

Blogalaxia Tags:

27 de septiembre de 2007

Por qué desaparecí unos días

Hay algo de lascivo y decadente en el tiramisú. Esa crema espumosa con sabor a café derritiéndose entre el paladar y la lengua; la embriagada y húmeda firmeza del bizcocho que sobrevive milagrosamente al ímpetu de la crema y cuando ya una piensa que está en el cielo, aparece ese toque de cacao flotando en el aire para rematar la faena. Un buen tiramisú es una obra de arte.

Acabo de pasar un fin de semana con O. y sus hermanos en la Riviera Maya, en México. No sé si será la arena blanca, suave y templada al tacto de los pies; el ronroneo constante de un mar color verde o la variada cocina, pero traigo los sentidos a flor de piel. O debe ser, más bien, el tequila.



Lo único que me sobra es mucho sueño y algunos kilos que encontré por ahí. Mis cuñados me están matando lentamente...





Blogalaxia Tags:

20 de septiembre de 2007



Porque me has dado muchas satisfacciones en este año, desde que naciste: "Happy Birthday, blog!!

17 de septiembre de 2007

Busco un spray para monstruos

Estoy leyendo “Cartas a un joven novelista” de Vargas Llosa. Está bien escrito, aunque es demasiado genérico y se parece un poco al que fue escrito sobre poesía por Rainer María Rilke.

Hay algunos días en los que hay más humedad que en otros; algunos días más densos, con más nubes, con menos luces. Hoy me da vueltas por la cabeza la parte del libro que dice: “…en eso consiste la autenticidad o sinceridad del novelista: en aceptar sus propios demonios y en servirlos en la medida de sus fuerzas…”. Cuando lo leí, pensé que en eso debe consistir la propia autenticidad, incluso aunque nunca seamos capaces de poner una letra delante de otra.

Que lo tiró, si es difícil aceptar los propios demonios. Para empezar, hay que saber cuáles son. Tenemos demonios que vienen de afuera y que traen unas greñas de lo más variopintas; algunos miran con el ceño fruncido y se parecen al jefe; otros miran con ojos tristes y siempre tienen algo sombrío que decir, como “no me digas que te compraste una computadora Sony; si son de lo peor”; o “mañana se te acaban las vacaciones, ¿no?”; pero los peores son los que parecen ángeles, te toman del hombro, te dicen que admiran tu sentido del humor y te acercan dulcemente al acantilado.

Luego tenemos los demonios que vienen de adentro. Esos suelen ser más poderosos. Son ágiles, se cambian de equipo en la mitad del partido y les da igual si meten goles a favor o en contra. Al final del juego se acurrucan en un rincón del corazón la envidia, el miedo a la vejez, el afán de competencia con los hermanos, los sueños no cumplidos, las lágrimas no derramadas, los amores quebrados y los hijos por venir.

Vivimos gran parte de nuestra vida espantándolos y haciendo como que no los vemos. Aunque se vistan de color turquesa y bailen delante de nuestra pantalla con globos de colores, optamos por ignorar su existencia. No tengo miedo; voy a ser una buena madre; no soy vieja y no me duele el corazón cuando veo una cuna.

Y ahora resulta que no sólo debo abrazarlos, escucharlos, aceptarlos como son, con sus sonrisas retorcidas y sus malos modales a la mesa, sino que además debo servirlos en la medida de mis fuerzas. Tarea ímproba la que se nos impone. En este laborioso camino, las fuerzas cada vez son menos y los desafíos mas grandes.

Dicen que la recompensa es grande; dicen que cuando una es auténtica, el mundo resulta más fácil; dicen que si besamos a nuestros sapos, se convierten en príncipes. Dicen. Los Otros. Los Fértiles.



Blogalaxia Tags:

13 de septiembre de 2007

Vacuna puesta

Ya me puse la bendita vacuna de la rubeola que estuve esquivando por años. La lista de posibles efectos secundarios es más larga que los beneficios, según el panfleto que me dieron pero todo sea por no estar cortando clavos durante nueve meses (¿vieron que positiva estoy? mi lado cínico esta desternillado de risa en el suelo). Quién diría que esas enfermedades todavía existen.

Por el otro lado del mundo y con seis horas de diferencia horaria, mi coordinadora de FIV me mandó un email un tanto escueto diciendo que me mandaría mi calendario esta semana. Eso fue en respuesta a mi mensaje de histérica paranoica del día anterior donde le preguntaba si no debería ya, quizá, tal vez, perdonando la intromisión y asegurándole que en realidad y en persona, soy bastante buena gente, comenzar a tomar las pastillas anticonceptivas de una vez, caray! Además de la promesa de agenda, me dijo: 1.- que aún me faltan dos ciclos y 2.- que dado que mis ciclos son muy regulares, no me van a dar anticonceptivos (esa es una nueva… bien, bien, me gustan los cambios).

Me voy al aeropuerto a llevar a mis padres. Sniff…


Blogalaxia Tags:

10 de septiembre de 2007

Novedades de Ciudad del Cabo

Por culpa del Doctor, en cuya casa hubo una discusión sobre el tema hace un tiempo, he decidido subir el nivel gramatical de mi blog. Mi teclado no tiene acentos, ni diéresis, ni eñes, ni el signo de apertura de interrogación y exclamación y, bajo la excusa de ser escritura informal, le voy pegando patadas al diccionario en cada edición de mi bitácora. Tengo un profundo respeto por nuestro idioma y secretamente me jacto de tener un buen dominio del mismo así que, a partir de hoy, me voy a tomar el esfuerzo de dosificar correctamente las comas y corregir manualmente las deficiencias de mi teclado. No pienso llegar al punto de tratar a los e-mail como correos electrónicos y, dada la rapidez con que se hacen las actualizaciones, simpre habrá alguna pifia pero hay una diferencia entre cigüeña y ciguena y eso debiera notarse. La diferencia es aún más evidente en año y España. La niña escritora que llevo dentro se lo merece.

Y ahora, a lo que nos interesa y puebla nuestras noches de desvelo. Ya comenzaron los mensajes de la clínica. Ya estoy en contacto con la coordinadora de IVF y un amable Dr. H. que contesta los e-mails al día siguiente (aún no salgo de mi asombro). Revisaron todos mis análisis y me dijeron que todo estaba bien. Debo aclarar que tuve la cortesía de no inundarlos con mis cincuenta y cinco carpetas de historia clínica y de enviarles sólo la información relevante y escueta de nuestros exámenes médicos. Nada de betas siniestras, de túnicas rasgadas ni mucho menos, la direccion de este blog. Tenía miedo de que me dejaran de escribir.

Lo único que me pidieron fue que me vacunara contra la rubeola porque parezco no estar inmunizada. Ya me lo habían pedido aquí hace años pero cuando era joven inexperta y se me daba por correr delante del reloj, no quería ponerme una vacuna que me impidiera embarazarme durante uno o dos meses (según el médico, distintas versiones). A esta altura del partido, es más importante no correr riesgos y seguir la recomendación del médico. Solo voy a esperar a menstruar, para estar segura que no hay embarazo (ja!).¿Es normal que insistan con ésto? Nunca he conocido a nadie con rubeola.

Y me voy porque tengo que completar mi cuadro de Excel número II. Ahora estoy comparando los hoteles de ciudad del Cabo; precio, barrio, vista, categoría… Que les puedo decir, soy obsesivamente organizada (que no es lo mismo que ordenada, a juzgar por el estado de algunos de mis roperos) y lo peor es que lo disfruto.


Blogalaxia Tags:

5 de septiembre de 2007

Por qué Sudafrica?

No esta mal alejarse un poco del mundo; flotar unos días disfrutando de mi burbuja familiar, llena de alfajores Havanna, asados, playa y películas hasta la madrugada, mientras dure. También hay algo de trabajo, pero solo lo necesario.

Sin embargo, el fondo de mi mente, aquella parte que sobrevive a la continua saturación de comida casera, esta plantado en Ciudad del Cabo.

Y, como me han preguntado muchos, por que Sudáfrica?

Por los leones, por supuesto. Por que otra cosa? No puedo afirmar que las manos del Dr. H., de Cape Fertility Clinic sean tan o mas fértiles que las del Dr. A. en Miami pero un buen safari lo hace todo mas llevadero en esta vida. Y si no, que se lo cuenten a los de National Geographic.

Cuando se ha pasado por seis FIVs, no solo se desencaja la mandíbula y el corazón sino también el bolsillo. Pasamos meses (usando el plural mayestático, porque en realidad podría usar el singular en esta frase) mirando alternativas, pidiendo folletos por correo, hablando por teléfono, participando en foros y llenando cada casilla de un artesanal cuadro comparativo de Excel. No había país que estuviera descartado en esta especie de licitación privada donde el mejor postor se llevaría la obra a ejecutar. Como en los concursos públicos (en aquellos donde no se pagan comisiones), el costo era la principal variable pero el prestigio del contratista y la calidad de los trabajos era primordial. Así, descartamos Asia y Republica Checa, a falta de referencias verificables; varias clínicas de Estados Unidos, por codiciosos y Europa, por… no se… aburrido.

Nos quedaba Buenos Aires y Ciudad del Cabo. Nos gusta Buenos Aires y la posibilidad de ver amigos, familia y comerse una buenas medialunas rellenas con crema pastelera (mis favoritas; el dulce de leche me empalaga) era muy tentadora pero esto


Y esto



Nos terminó convenciendo que necesitábamos unas vacaciones…



Blogalaxia Tags:

28 de agosto de 2007

Mis padres

Tengo a mis padres de visita, yupppieee!! Me gustaría verlos más cerca, más a menudo. Son solo dos semanas en las que, además de esposa, soy hija; y no hay nada más hermoso que volver a revivir una infancia feliz.

Recuerdo el perfume de mi madre cuando nos sentábamos en la iglesia los domingos; ella, con sus uñas pintadas; papa con su bigote peinado; mi hermana con cara de aburrida y yo, con mis zapatitos blancos recién lustrados, medias caladas y lazo en la cintura (me duraba poco el atuendo); recuerdo las noches de los domingos y los partidos de damas que jugábamos con mi padre, mientras mama preparaba la cena y mi hermana hacia los deberes. Recuerdo el día que mi padre salio al jardín y corto una rama para mostrarme como se hace un injerto, en una clase practica de biología; mucho mas interesante que los dibujos descoyuntados de la maestra. Recuerdo las manos siempre calidas de mi padre y siempre frías de mama; cuando caminar de la mano de ambos era sentirse protegida y arropada por la propia tierra, desde trópico hasta el polo. Recuerdo las incontables noches que paso mama arrodillada al lado de mi cama, poniendo paños calientes a mis continuas infecciones de oído.

Si algún día tengo la suerte de tener un hijo, espero que me quiera tanto como yo a ellos.


Blogalaxia Tags:

24 de agosto de 2007

Cuando tenia veinte años

1. Imaginaba que Bagdad era un lugar mágico, lleno de alfombras voladoras y genios en una botella. A donde se habrá mudado Scherezada desde que empezó la guerra?
2. Odiaba a mi profesor de Derechos Reales.
3. Creía que en el siglo veintiuno viviríamos como los Supersónicos. Resulta que estamos más cerca de los Picapiedras.
4. Teníamos en Argentina como presidente al radical Alfonsin con el lema "Con la democracia se come, se cura y se educa". Se le acabo el verso y no pudo terminar el mandato.
5. Fumaba Marlboro Lights en cajitas de 10 cigarrillos (para fumar menos…)
6. Adoraba Phil Collins, Soda Stereo, los Beatles y Air Supply.
7. Se publico en Argentina un terrible y controvertido Informe Sabato.
8. Vivía en Mar del Plata con mi hermana y mi mejor amiga y, como buenas estudiantes, comíamos salchichas cuatro días por semana (para no cocinar, vio?).
9. Creía que el año 2000 iba a cambiar nuestras vidas.
10. Soñaba con viajar.
11. Teníamos la guerra fría y el muro de Berlín.
12. Pensaba que en veinte años habríamos descubierto varias galaxias e iríamos de vacaciones a Marte.
13. Todos cantamos con “We are the World” y fuimos al cine a ver a Meryl Streep y Robert Redford en “Out of Africa”
14. En los hogares no había computadoras, ni Internet, ni CDs, ni micro-ondas, ni lavaplatos, ni celulares, ni teléfonos inalámbricos, ni impresoras, ni agendas electrónicas, ni cámaras digitales, ni e-mail, ni servicios de mensajería, ni comida a domicilio, ni cable, ni satelite, ni Playstation, ni Ipod, ni faxes, ni se usaban los cajeros automáticos o el correo privado y una solicitud de linea de telefono tenia una espera de mas o menos siete años.
15. Britney Spears gateaba y Madonna tenía la misma edad que ahora.


Blogalaxia Tags:

22 de agosto de 2007

Esta es la foto de la coupe Maserati que me habria podido comprar con todo el dinero que tire por el inodoro haciendo tratamientos de infertilidad. No digo que me la hubiera comprado, pero al menos tendria algo que mostrar por el despilfarro.



Esta es una foto de Dana: 1.- despues de cada intento de fertilizacion; 2.- cada mes al comenzar a menstruar y 3.- cada vez que alguien le sugiere "que no se obsesione con el tema".




Este es un retrato de mi estado de animo a la fecha de hoy, acercandose la fecha de mi proximo tratamiento y de mi cumpleaños numero cuarenta y dos.




PD: acabamos de comprar los boletos para Sudafrica o sea que tanto el tratamiento como mis cuarenta y dos pirulos se ven tan reales como terribles. Tengo un ligero ataque de ansiedad.

16 de agosto de 2007

Los libros de mi vida

Ayer, al dejar un comentario en un blog, cite a mi admirado Borges en una de sus famosas frases “solo valen la pena los libros que vamos a releer” e intente recordar su imagen. No su obra, ni sus críticos ni sus admiradores sino su voz, sus reportajes; aunque solo sea por despeinar los flecos endurecidos de mi memoria. Al fin y al cabo, no digo que seamos contemporáneos, lo que me haría una anciana decrepita pero tenía ya casi veinte años cuando murió. Recuerdo su voz pastosa y entrecortada; no era un gran orador ni era devoto de los periodistas, quienes lo buscaban para sacar provecho de sus polémicos comentarios al, por ejemplo, ignorar el fútbol y su entonces naciente estrella, Maradona. Nunca entendí su desprecio por el gaucho ni su admiración por los malevos y cuchilleros.

Curioso es que no recuerdo ninguno de sus famosos pensamientos expresados con su propia voz sino a través de posteriores escritos y me pregunto cuanta de la literatura posterior sobre Borges, realmente le pertenece; así como “Instantes” y su “bolsa de agua caliente” es demasiado ameno para haber sido escrito por Borges, contrariamente a lo que todos asumen. De todas formas, tampoco se le debe hacer mucho caso a mi memoria, que por más que la sopapeo, solo me convida con algunas migajas estupidas de su recuerdo, como por ejemplo, su preferencia por las corbatas amarillas, uno de los pocos colores que aun alcanzaba a ver.

Y hablando de libros, prepare este autoreportaje de cinco preguntas (si algún día la fama me acosa, que no se diga que no me preparo con tiempo). Si bien últimamente mis libros de cabecera están más relacionados a los ovarios, la función de los antioxidantes y los ejercicios de visualización creativa, contestare las preguntas como ex-lectora compulsiva. Alguien más se anima?

1.- Que libro queres leer antes de morir?
El Péndulo de Foucault. Ecco me da algo de pereza; empecé hace un tiempo con Baudolino pero abandone. La trama del Péndulo me atrae y estoy segura que si me animo con su lenguaje oscuro, al final lo voy a disfrutar.

2.- Que libro desearías haber escrito?
Podría enumerar a muchos de los autores que admiro pero si tuviera que escribir un solo libro en mi vida, me gustaría tener la destreza para escribir una novela tan extensa como fascinante, como Los Pilares de la Tierra, de Ken Follet.

3.- Que libro te aburrió?
Crimen y Castigo, de Dostoyevsky. Lo leí de adolescente, cuando el tiempo era elástico; si lo tuviera ahora en las manos, no pasaría del primer capitulo. Recuerdo las disertaciones de Raskolnikov como soporíferas; desde que golpeaban la puerta, hasta que el protagonista atendía, pasaban como veinticinco capítulos.

4.- Que libro tuvo mayor impacto en tu vida?
El Lobo Estepario, de Herman Hesse. Leí varios de sus libros también de muy jovencita; mi alma viajera se sintió identificada con su sutil mística oriental y me termino de conquistar cuando leí “Nunca estuvo verdaderamente contento en una mañana cualquiera de su vida, nunca hizo nada bueno en las horas antes de mediodía, nunca tuvo buenas ocurrencias ni pudo proporcionarse a sí mismo ni a los demás alegrías en esas horas.”

5.- Que libro te llevarías a una isla?
Alguno dijo por ahí, que sin libros, preferiría naufragar. Yo debo copiar a Chesterton… y también me llevaría un manual para construir barcos.


Blogalaxia Tags:

13 de agosto de 2007

Limpieza de verano

Días atrás hablábamos con O. sobre aquellas familias que no saben que hacer con las cosas que les sobran y acumulan basura en los rincones de la casa, sin un destino claro y sin un plan mas concreto que el de evitar el desgarro que significa la desposesion.

Mi madre es acumuladora y mi hermana es acumuladora hasta el punto de la nausea. Yo, quizá derivado del hecho de haber vivido en varios países y a veces en diminutas viviendas, me he acostumbrado a circular mis bienes perecederos como ropa, libros o CDs. En casa lo que no se vende, se dona. O., si bien no dejaba ir las cosas de forma tan alegre en un principio, comparte ahora mi placer por la limpieza.

Estoy convencida que no solo se gana espacio sino que además se aliviana el alma. Me resulta casi inmoral tener tirados unos zapatos en el fondo de mi ropero, que use dos veces y que nunca volveré a usar porque me achicharran mi callo del pie derecho, sabiendo que hay alguien, en alguna parte, que podría dejar de tener zapatos sin agujeros. Lo mismo va para ese libro que no me gusto y no volveré a leer o ese traje que ya paso de moda (y las modas nunca vuelven a ser iguales, a pesar de una contraria creencia popular).

Tengo algunas cosas de las que me quiero deshacer últimamente pero no se donde llevarlas o quien las quiera aceptar. Tengo algunos sueños rotos, unos suspiros de sobra, demasiados miedos, unas pocas risas agridulces, mis largos años infértiles y un par de canciones de cuna atoradas en la garganta. Si alguien sabe como embolsarlas y que direccion tiene el basurero, le agradecería la información.


Blogalaxia Tags:

7 de agosto de 2007

El arte de compartir

Katana con este post me hizo pensar en el tema de dar, como y cuando; algo que llevo masticando casi toda mi vida aunque a veces me termina resultando medio chicloso porque no lo acabo de roer. Nunca creí que cada cual tenga que hacer su vida como pueda ni que tenga tampoco la obligación de salvar a todo bien nacido que haya tenido menos suerte que yo. Algo en el medio pareciera ser lo adecuado, como casi siempre.

La India es un país de contrastes muy marcados. Todos los países los tienen en mayor o menor medida (con excepción de Holanda) pero en India te deja pasmada la enorme cantidad de clases sociales, religiosas y castas. He visto gente en la miseria extrema y gente que se iba el fin de semana a bucear en Australia. Como en mi caso andaba con una mochila a cuestas vi más de lo primero que de lo último y a los dos días de llegar la caterva de niños que suele rodear a los turistas ya se había hecho merecedora de todas mis lapiceras, mi gorra, mis chicles y mis caramelos. Cuando ya no queda nada más que regalar y uno ve esos ojos hundidos, esas costillas flacas y esas manos tendidas, se presenta el gran dilema espiritual. Si bien yo viajaba de mochilera, con un presupuesto muy limitado y parando en hoteles de US5 la noche, lo cierto es que podía darme el gusto de irme de vacaciones y siendo sinceros, cualquiera de nosotros, sentados en estos momentos delante de una computadora puede parecer millonario bajo una mirada comparativa.

Dejo de lado en el análisis el hecho de si la persona lo merece o no; si es vago, alcohólico o es accionista mayoritario del cartel Pordioseros Anónimos S.A, tiene cien trabajadores a su cargo, asesores de imagen y recolecta sus ganancias diarias en camiones blindados. Como eso no lo puedo saber y normalmente no hay tiempo para hacer una investigación de antecedentes ni pedir un Veraz, creo que lo fundamental y lo difícil es buscar dentro de la propia alma y decidir, sin influencias externas, que es lo correcto.

Los propios hindúes me dieron algunas respuestas. Una tarde estaba sentada a la sombra de un paredón, esperando que saliera el colectivo cuando veo una mujer de rasgos delicados, que en otro mundo hubiera sido hermosa, pero que en las calles polvorientas de Bombay, con sus ojeras y su sari raído, no podía dejar de mostrar su pobreza. Al acercase alguien a pedirle limosna, la mujer con un gesto cansado y una sonrisa aparto a su niño y le dio una moneda. Quizá esta pobre mujer pensaba más en su karma que en sus necesidades y me pareció un gesto muy humano. Me di cuenta que la decisión no es todo o nada; la pregunta no es “para que dar a uno si hay mil millones sobre los que no puedo hacer nada?” sino “vale la pena compartir con una persona que pide aunque no lo pueda hacer con los otros mil millones?”.

Para mi la respuesta es si. Desde entonces tengo algunas normas de conducta que son consistentes con mis pensamientos y si bien a veces es difícil saber que hacer, por lo menos me sirven de referencia:

- prefiero dar cosas especificas (comida, ropa, gasolina) que dar dinero
- si quien pide es una persona joven, sana, trato de evitarlo (entre otras cosas para que no me de un garrote en la cabeza y me robe lo que no tenia pensado darle)
- si quien pide es un anciano o un discapacitado y tengo cambio suelto, se lo doy.
- con los niños es siempre difícil; verlos y derretirse la billetera como helado al sol es una sola acción; sin embargo, si voy a dar algo, trato de que sea comida o un helado o algo similar ya que el dinero que colectan rara vez va a parar a sus estómagos.

2 de agosto de 2007

Vacaciones médicas

Los precios de los tratamientos de fertilidad son ridicula, insanamente caros en Estados Unidos si no tenes la suerte de estar cubierto por seguro medico, incluso para el nivel de vida y salarios de este país. Los seguros médicos no suelen cubrir gastos relativos a tratamientos de infertilidad (considerándolos no como un tratamiento a una enfermedad sino como un lujo dispensable, como si fuera, digamos, una liposucción). Solo trece estados en el país tienen la obligación legal de ofrecer este tipo de cobertura.

Quitando las clínicas mas famosas del país como CRM en Colorado o Cornell en New York y algún otro puñado mas, donde cada mirada del medico se paga en diamantes, un ciclo de fertilización in vitro suele doler unos US$15.000 a US$20.000, medicamentos incluidos. Quien opta por la ovodonacion, tiene que hacer aparecer unos US$10.000 adicionales. Y todo ello para un 40% de probabilidades de éxito, en el mejor de los casos…

Si bien el sueldo medio de un trabajador debe rondar los US$40.000 anuales, más de trece millones de personas, que equivalen al diez por cierto de la fuerza laboral de Estados Unidos, ganan salarios mínimos. El salario mínimo, actualizado hace unos pocos días, es de US$5.85 la hora, lo que multiplicado por 40 horas semanales nos da US$234 por semana o US$12.168 por año. A esos salarios hay que quitarles los impuestos, los que apachurran al salario mínimo a unos US$10.000 anuales y el medio a US$34.000 (poco mas arriba o mas abajo; este no es un ejercicio matemático sino conceptual). No necesito seguir el ejemplo mas allá para que se vea lo inalcanzable que es para mucha gente acceder a este tipo de tratamientos médicos.

Europa, aun con sus estrictas regulaciones y su alta tecnología, ofrece opciones más razonables. En España, un buen centro ofrece FIVs por alrededor de US$6.000; Suecia por unos US$5.000; Dinamarca algo parecido. Republica Checa es el Walmart de los FIV, con precios que rondan los US$2.500 por ciclo en clínicas ISO certificadas!

Y como vivimos en un mundo global, las norteamericanas comenzaron a unir dos mas dos y se lanzaron a probar suerte mas allá de sus fronteras. Valencia, Ciudad del Cabo, Bangkok, Praga, no solo son ciudades que suenan exóticas sino que además tenes la oportunidad de traer un bebe a cuestas. Y quien se resiste a dos semanas de museos, paella, playa e hijo, por las dos terceras partes o menos de lo que cuesta acá!

La infertilidad es parte de una tendencia más amplia y en crecimiento constante que incluye también cirugía estética, trasplantes de cabello o tratamientos dentales y que se denomina “vacaciones médicas”. Los riesgos? Meterse en la camilla de cualquier pelagatos, en lugar de hacerlo en clínicas de reconocido prestigio, ya que poco se puede reclamar una vez de vuelta en casa. Quitando eso, parece que las vacaciones médicas llegaron para quedarse.


Blogalaxia Tags:

30 de julio de 2007

Mi desastroso estado fisico

He comprendido finalmente que soy una vaga; una total y absoluta holgazana. Vengo tratando de convencerme de las múltiples ventajas de hacer ejercicio físico pero sigo siendo un hueso duro de roer. No son kilos que me sobren sino que mas bien debiera decir que es una asignatura pendiente en mi proyecto de vida sana. Sin embargo, en el fondo, lo único que me motiva es el deseo de mantener mi cuerpo erguido, en un fútil intento de retrasar la maldita vejez.

Merde. Que pereza me da hacer esfuerzos inútiles. No solo lo de transpirar y agitarse sin ninguna razón aparente sino que el propio hecho de querer engañar a los años es un gasto vano de energía. Los años siempre ganan.

Dicho lo dicho, soy joven, luzco de mucha menos edad de la que tengo y debo reconocer que me gustaría seguir mirándome al espejo unos años más con una sonrisa de complacencia sin tener que usar calzones con “push-up”. Y para mantener la mercancía en el estante, solo hay dos métodos conocidos: la actividad física continua o la cirugía. Merde.

Para colmo, desde que me entere que las mujeres somos el sexo débil, no se me ocurre levantar nada mas pesado que mi pashmina. Que hay que cargar las sillas de la playa? O. siempre listo. Que hay que poner la valija de mano, que pesa como un collar de sandias, cargada de papeles, laptop, zapatos y veinte adaptadores eléctricos, en el compartimento superior del avión? Una sonrisa de desamparo al caballero sentado al lado del pasillo es normalmente suficiente.

Debo reconocer que me encanta la caballerosidad. Pero esta arruinando mis tríceps…



Blogalaxia Tags:

24 de julio de 2007

El show debe seguir

En este camino, las opciones son siempre bastante poco variadas y sin embargo, no lo pareciera a juzgar por la cantidad de llamadas, folletos, e-mails y hojas impresas de Internet que tengo arriba del escritorio. Si bien la conclusión no es nada espectacular, la energía gastada llegando a ella fue colosal.

Nuestro medico en Miami casi se despidió de nosotros en nuestro sexto ICSI alegando su falta de alternativas medicas, a menos que estuviéramos dispuestos a considerar ovodonacion. Escuchamos pacientemente a algunos médicos mas, incluyendo un par de ellos en Argentina que casi nos convencen recientemente con esta nueva técnica de IMSI.

Por mi parte, es evidente que no estoy aun preparada para la adopción desde el momento que, cada vez que escucho a alguien que me sugiere adoptar, el primer pensamiento que me surge es “y por que no adoptas vos, ya que te parece tan bonito?”

Como decía, la decisión fue sencillita y se fue decantando sola, casi escurriendo entre los dedos para plantarse delante de nuestros hocicos. Nos quedan, quizá, un par de años fértiles y nuestro corazón patalea cuando el cerebro, con su lógica, sus estadísticas y sus tasas de fertilización nos impulsa hacia atrás. No podemos, entonces, quedarnos inertes ahora, sin traicionar nuestro corazón.

Así entonces, hemos decidido hacer un nuevo intento de fertilización durante el mes de noviembre, cosa bastante poco extravagante, excepto por el hecho de irnos a una clínica… en Sudáfrica!!

Ya seguiré con mas detalles sobre por que Sudáfrica, sobre las bellezas de Ciudad del Cabo, sobre tantas otras cosas que dan vueltas en mi mente.



Blogalaxia Tags:

20 de julio de 2007

Preparando el fin de semana

Estamos tomando una decisión importante en nuestra vida que estaré en posición de elaborar por escrito en algún momento de la semana que viene. Estoy contenta, entusiasmada y, cosa extraña, muy sensible.

Decía Einstein que “Dios no juega a los dados” y no es por desmentir a tan ilustre genio pero a veces, pareciera que se echa unas tiraditas a cara o seca. Sin embargo, si el orden nace del caos, es posible que nuevamente se pueda ver una luz a través de la bruma.

Por lo pronto, el fin de semana solo aspiro a zambullirme en el libro final de Harry Potter que se vende a partir de la medianoche de hoy. Accio novela!

A fin de tener las manos libres para llenar mis sentidos de escobas voladoras, duelos magicos, huevos de dragones y muggles, acabo de terminar de leer un viejo libro de Guy Sorman donde me entere, con cierta sorpresa, por que no existe un Premio Nobel de Matemática. Sencillamente porque, según la pequeña historia, la prometida/novia de Alfred Nobel tenia relaciones amorosas con el mas grande matemático sueco de su época, Mittag Leffler. Si el novio hubiera creado un premio, lo hubiera recibido el amante… Moraleja? incluso las ciencias no dejan de estar supeditadas a las pasiones y el revuelo de faldas...



Blogalaxia Tags:

17 de julio de 2007

IMSI

No puedo creer que con tantos años de infertilidad en mi curriculum aun sigo aprendiendo algo nuevo. Sin embargo, parece ser que hay una nueva técnica de selección de esperma que lleva tres o cuatro años dando vueltas en el mercado científico pero que aun es de aplicación en muy pocas clínicas. Su nombre es IMSI, fue creada por un grupo de científicos israelíes y utiliza unos super lentes que agrandan el esperma 6.000 veces (en lugar de las 200-400 veces del ICSI), permitiendo la selección de aquellos zoides mejor dotados y con menos fragmentación de ADN en sus cabezas. El resultado: tasas de embarazo de más del 50%.

Lo que mas me frustra es la falta de información que existe sobre el tema. Se habla de ello de forma aislada e infrecuente (ver http://www.pubmedcentral.nih.gov/ar...i?artid=1140663, http://humrep.oxfordjournals.org/cgi/reprint/deh545v1, http://www.ivf.at/IT/imsi.htm); se discute en foros de Internet de forma misteriosa; ninguna clínica de las que he visitado o consultado ofrece esta técnica y mas bien pareciera que existen ganas de no dar a conocer un hallazgo tan revolucionario en el mundo infértil.

Es el Dr. Bartoov un fraude o existe una cierta conveniencia de las clínicas de fertilidad por mantener el status quo?

Si la información en Internet en ingles es escasa, en castellano es aun más exigua; habiéndose difundido en las últimas dos semanas en ciertos medios, debido a la compra por parte de Cegyr, en Argentina, del equipo necesario para comenzar con esta técnica a fin de año.

Aquí esta lo mejor que encontré en nuestro idioma, a través de Planeta Mama:

La ICSI (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides) ha representado para tantas parejas con factor de infertilidad masculina el nacimiento de posibilidades de convertirse en padres. La IMSI, aún no muy difundida, podría lograr que esta posibilidad fuera aún más concreta, sobretodo para aquellas parejas con numerosos tentativos fallidos de PMA (procreación asistida medicalmente) en su haber.

La ICSI, nacida en 1992 en Bruselas, ha revolucionado el mundo de la procreación asistida medicalmente permitiendo a parejas con factores graves de infertilidad masculina alimentar la esperanza de ser padres. La investigación en este ámbito sigue siendo activa.

Hasta ahora, el análisis y la selección de los espermatozoides, eyaculados o testiculares, para uso en la ICSI, estaba unida a la visión de la cola y el segmento medio de los gametos. Los investigadores apuntan en la actualidad a un análisis cada vez mas cuidadoso del acrosoma (la "cabeza" del espermatozoide), que tendrá un rol fundamental en la unión con la membrana externa del óvulo. Para ello se desarrollan técnicas que ayuden valorar sea los aspectos microscópicos que la morfologia de la cabeza. Estas tecnicas se revelan útiles en los casos de infertilidad de origen desconocido o de fertilizaciones fallidas.

La fragmentación del espermatozoide es el resultado de un proceso que deriva de una excesiva presencia de radicales libres que deterioran el DNA, comprometiendo así, sea la fecundación que el desarrollo inicial del embrión. Un índice de fragmentación positivo, puede, por sí solo, explicar repetidos ciclos fallidos de PMA.

Los parámetros de valoración del índice de fragmentación son los siguientes:

-Inferior al 3%: espermatozoides de buena calidad.
-Entre el 20% y el 30% espermatozoides de escasa calidad.
-Superior al 30%: espermatozoides gravemente alterados.

Es importante recordar, que tal índice puede ser alterado también por factores tales como la abstinencia sexual, el abuso del tabaco, la presencia de glóbulos blancos en el líquido seminal, fiebre, infecciones, rayos X o UV, y también por algunas medicinas y/o sustancias tóxicas ambientales. Algunos médicos prescriben con éxito, en casos de índice de fragmentación alterado, vitamina C y E, aprovechando el efecto antioxidante que puede disminuir la formación de radicales libres y así la fragmentación.

He aqui la gran novedad de tecnicas como la IMSI, esta sigla significa "inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfologicamente seleccionados".
La cosa nueva es, comparada con la ICSI clásica, el uso de un microscopio de alta resolución que permite, sin colorear y en tiempo real, la selección de espermatozoides morfologicamente mejores que pueden aún habiendolos analizado utilizarse para la fecundación.

El uso de espermatozoides de buena morfología, sobretodo en casos de alteraciones espermáticas asociadas a un alto índice de fragmentación del ADN, conlleva a un éxito mayor de embarazos. Esto sucede sobretodo cuando se tienen precedentes de ICSI con fertilización fallida o implante malogrado, cuando existe una teratozooespermia grave, elevada fragmentación del ADN o en casos de infertilidad idiopática.

Esta técnica todavía no es usada en todos los centros, pero probablemente, si se confirman sus ventajas, se difundirá velozmente.


Blogalaxia Tags:

13 de julio de 2007

Los taxis de Ithaca son algo raros

La Universidad de Cornell es contigua a la ciudad de Ithaca, en el norte del estado de Nueva York. Ciudad pequeña y pintoresca, llena de colinas suaves y atiborrada de árboles.

El pueblo tiene algunas costumbres curiosas. Los taxis no se toman en la calle por lo que al terminar una mis clases, llame a un radio-taxi (remisse, en Argentina) para que me llevara al centro. Eso no tiene nada de destacable pero lo peculiar es que al llegar, el taxi tenía dos chinos sentados adentro. Mientras el taxista me hacia senas para que subiera, yo miraba a los chinos y los chinos, inescrutables, miraban el césped. Como no tenia ganas de seguir esperando la carroza sentada en un banco de hierro, subí al taxi, me hice un poco de lugar a culazo limpio y puse una mirada hermética, casi china.

Parece ser que acá es muy común compartir taxis y se da por asumido, a menos que se pida exclusividad de forma especifica. Enganchan a aquellos que van en la misma direccion general y los reparten cual juguete en Navidad. Es un método bastante practico, debo admitir, aunque solo tiene éxito debido a que: 1.- hay pocos taxis; 2.- la ciudad es chica y las distancias cortas; 3.- no funcionan los taxímetros (cobran por viaje, no por metro recorrido) y 4.- el taxista cobra comisión por pasajero. Hay un dicho en ingles que dice: “if it works, don’t fix it” (si funciona, no lo arregles). Así que no seré yo quien les intente cambiar el sistema.

Me pregunto si habrá otros lugares donde tengan costumbres parecidas.



Blogalaxia Tags:

11 de julio de 2007

El Miedo

Muchas cartas hay sobre nuestra mesa; algo mezcladas, algo desordenadas; unas son de bastos, otras de trébol, otras de copas; y con la decisión de que baraja tomar viene el Miedo.

Nunca le tuve miedo a las agujas ni a las hormonas; en general, no arrugo con facilidad y me enorgullezco de haber combatido a menudo al Miedo cara a cara y con éxito. En las películas de héroes, el protagonista siempre tiene una actitud desafiante y jamás le tiembla el pulso; corre al frente del batallón con la espada al aire y ni se para a pensar en lo fácil que es perder el cogote en la primera escaramuza. Lo mío es todo lo contrario. Yo analizo los posibles resultados, me inunda el Miedo, me transpiran las manos, se me acelera el corazón, pienso en la cantidad de cosas que, estadísticamente, pueden salir mal, lloro, pataleo y al final, algo en mi dice que el Miedo no es el único asesor a quien hay que escuchar. Lucho cuerpo a cuerpo con el, y casi siempre gano (con respecto a ratas, cucarachas y montañas rusas, tengo perdida la batalla antes de arrancar). Es decir, soy una miedosa consciente y aun así, nunca dejo de hacer nada aunque me tiemblen los calzones.

Creo que eso tiene más valor que aquel cuyo coraje consiste en una serie interminable de actos intrépidos realizados por ignorancia del miedo. Que virtud es ser bueno o justo cuando no hay otra opción?



Blogalaxia Tags:

10 de julio de 2007

Cornell


Escribo desde la Universidad de Cornell, donde estoy haciendo unos cursos de verano. Trescientas hectareas de jardines, edificios de piedra y ladrillo, lagos y cascadas dedicadas a la educacion, hacen de este lugar mi universidad favorita y una de las mejores del mundo, en especial en el area de hoteleria. No traje la camara de fotos asi que les voy a pedir pedir prestada una foto de su pagina web para mi blog.



La construcción tiene un aire medieval característico de las catedrales y ciertas ciudades universitarias. A cada paso pienso que detrás de una de sus torres voy a ver aparecer a Harry Potter volando hacia su entrenamiento de quiddish.

Mis compañeros viene de tan cerca como New York y de tan lejos como Kenya o Dubai; mi profesor es excelente, me estoy hundiendo en informacion y por primera vez en mucho tiempo, me siento fértil.


Blogalaxia Tags:

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory