26 de octubre de 2007

¿Necesitaré una clínica de rehabilitación?

Es evidente que el período de rehabilitación de las drogas para la fertilidad es más largo de lo que pensaba. Haber sacado turno con un médico clínico para hacerme un chequeo general no puede ser otra cosa más que un agudo Síndrome de Abstinencia.

Resultó que parece que tengo unos latidos algo extraños, cosa que puede ser síntoma de aneurisma en la aorta (que puede provocar derrame y muerte instantánea) o una muestra de que simplemente soy una persona de latidos estentóreos. No tiene aún muy claro cuál de las dos opciones es la correcta. Por lo demás, todo bien. Por lo menos, hasta que vea los resultados de los análisis.

Ayer fui con mi orden médica a sacarme sangre a un laboratorio que queda cerca de mi oficina. Tercer piso de un edificio dudoso en el que O. ni siquiera hubiera puesto el pie; con mucho sentido común, por supuesto. En mi caso, mi sentido práctico venció fácilmente a mi instinto de buscar otro laboratorio más lejos. Mientras esperaba en la sala casi vacía, miraba tranquilamente mi receta, sabiendo que tardarían un buen rato en llamarme. Decidí, en un momento de inspiración médica, agregar un par de análisis a la orden médica, justo arriba de la firma del doctor. Una pareja de argentinos, desde la pared de enfrente me miraban con caras de aburrido asombro. Al fin y al cabo, la sangre es mía. Puedo imaginar la cara del médico cuando le manden los resultados de la vitamina B12 y el acido fólico a continuación de los triglicéridos.

Me hace pasar adentro una cubana muy simpática con guantes de látex quien, entre cháchara y conversación, me pide una serie de datos personales; hablamos del clima, como es de rigor en estos casos, y me pregunta si me asustan o no las agujas. Fíjese usted que me son totalmente irrelevantes, sobre todo cuando las enfermeras tienen buena mano, como seguramente usted tendrá, digo yo en un miserable intento de adular a mi verdugo. Mientras arremango mi brazo izquierdo, la enfermera se saca sus guantes para tirarlos a la basura y ponerse unos nuevos. Ahí veo, con horror, que su mano derecha (no la zurda, sino su mano mas competente) sólo tiene dos dedos. No los guantes, la mano. Sólo se movía el pulgar y uno de los del medio, que no me atrevería a identificar por el nombre. Pobre mujer, dije para mis adentros, pensando en mí. No tengo nada en contra de incorporar al mercado laboral a alguien con una discapacidad tan mínima, excepto cuando su trabajo incluye insertar un elemento altamente punzante en mis venas. Alertas rojas nuevamente en todos mis sistemas básicos de supervivencia pero ya la suerte estaba echada. Cerré los ojos, miré por la ventana a través de los techos de la cercana Calle Ocho y me encomendé al Supremo.

Creo que ya he tenido suficiente adrenalina por el momento. Con ésto y un par de antibióticos más para la infección urinaria, ya satisfago mi necesidad médica hasta arrancar el ciclo el mes que viene.


Blogalaxia Tags:

6 comentarios:

deyanira dijo...

Pobre la enfermerita!!!!!

Te conté del último andrólogo que visitamos?...tenía que "leernos" el resultado horroroso del último espermo...sólo para confirmar lo que ya sabíamos...
Con asombro descubrimos el tipo era tartamudo...en mí caso no puedo hablar de adrenalina sino de un torbellino de bronca y culpa...bronca: una cosa es que te digan lo que no queres escuchar de ningún modo ("con estos resultados ni a ICSI llegamos") pero otra muy distinta es "alargar" infinitamente la tortura y escucharlo con dileit (no sé cómo se escribe)...culpa: el pobre tipo nos estaba cantando la justa, y yo pensando que no terminaba más...todas mis convicciones acerca de la inclusión se venían abajo...

SI NECESITAMOS UN CLÍNICA DE REHABILITACIÓN...PERO DEBEMOS INCLUIR A QUIENES TODAVÍA NO HAN LOGRADO HACER NI UN SÓLO TRATAMIENTO...PLEASE!!!

Natiz dijo...

Dana... pero decime... como lo hizo? te hizo doler?...

Por que una de mis sacadas de sangre, viene una mina re bien... que vos la vez y decis esta mina es una "capa" sabe lo que hace, y la muy HDP despues de pincharme como 5 veces tuvo que llamar a un ayudante el cual obvio apenas me puso la aguja saco... y ella lo mira y le dice... viste ? como que tiene las venas bien finitas no?...

bss.

Dana dijo...

ni se como lo hizo, che; yo primero cerre los ojos y despues mire por la ventana... Dolio un poco y ahora tengo un flor de moreton pero... que le hace una mancha mas al tigre!!
Deyanira, me hiciste reir con el tartamudo!
La verdad que lo nuestro de no tener hijos, es tan surrealista que a veces me resulta comico.

Besos

v@le dijo...

Dana, basta de pasar por todo esto, que se venga el POSITIVO y quede atrás este mundo cruel de las inyecciones. Pobre la Cubana, pero ni ahí que me dejaría pinchar con tres dedos...Ji-Ji! Un besote y vamos que ya falta poco...

Katana dijo...

Yo pienso lo mismo, uno traga en seco y pasa por alto la fealdad del lugar y esas cosas, pero cuando se quito el guante creo que hubiera dicho que tenia que ir al bano y hubiera salido corriendo de ahi. Saludos.

Dana dijo...

Mm... Katana, lo del escape por el baño no lo pense; estuve lenta...
Vale, viste que como el famoso + se retrasa, yo me voy entreteniendo... (y eran DOS los dedos, no tres)

Besos!

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory