5 de enero de 2007

Hagan sus apuestas…

Hace unos días leí un articulo que se titulaba algo así como “Estrategias para Lograr un Rápido Embarazo”. Es una lastima que no guarde la pagina para citar exactamente el autor y la fuente pero lo que importa es el mensaje. El articulo venia de una página web que no estaba relacionada con infertilidad por lo que lo abrí sin ninguna expectativa educativa y más bien para entretenerme un poco; como un chef profesional pudiera divertirse con la receta de salsa bechamel en el periódico del domingo.

Comenzaba con lo usual: medir la temperatura, usar los kits de ovulación para predecir las mejores fechas, elevar la cadera durante una media hora después de tener relaciones, tomar acido fólico; en fin, los conocimientos básicos que se aprenden en Fertilidad I, en cuyos manuales además (a la venta en su kiosco) todas ovulamos religiosamente el día catorce del cada ciclo y comenzamos a menstruar el día veintiocho. En ningún momento se le pasó por la mente a la señora escritora que alguno de esos métodos podía fallar y es mas, daba por sentado que, aun sin sus jugosos y bien logrados consejos, quedar embarazadas era cuestión de tiempo. Y yo pensaba que si alguna de sus lectoras tenia SOP, de soberana utilidad le seria acostarse patas arriba, mientras los espermas dan vueltas, preguntándose donde cuernos esta el ovulo.

Pero lo mejor estaba en el final donde decía que, si sucedía el remotísimo caso que después de un año aun no se hubiera logrado el ansiado embarazo, existía toda una serie de tratamientos médicos, que hacen que la probabilidad de no tener un hijo en la actualidad sea casi nula.

Perdone usté? Seremos invisibles, digo yo? Hola, señora, seguro que usted no lee mi blog, porque si lo hiciera sabría que una de cada cinco parejas tiene problemas de fertilidad en la actualidad, lo que multiplicado por la población mundial nos convierte en una fuerza millonaria (en numero, no en dinero, ya que nos lo hemos gastado todo en esa serie de tratamientos médicos inútiles).

Y esto viene a confirmar que mucha gente desconoce que, a diferencia de otras intervenciones medicas, los resultados de los tratamientos de fertilidad son una timba, un juego de azar. Las expectativas son tan grandes y los resultados tan impredecibles que bien pudiera montarse una ruleta en las clínicas de fertilidad y al menos pasaríamos el tiempo en la sala de espera de una forma mas entretenida. Blastocistos impecables de cinco días que se niegan a implantar, mujeres de veintipico con baja respuesta ovárica, mujeres de cuarenta y cinco con mellizos perfectos, todo es posible. Siento en mi oído a Julio Sosa cantando Cambalache y me imagino el levantador de apuestas en la entrada de mi clínica, donde en vez de caras asustadas y ojos de desconcierto, vería la fila de tahúres apostando dos a uno a mis preciosas morulas.

3 comentarios:

Mónica dijo...

Dana, claramente somos un grupo de gente incomprendido, lo afirmo sin caer en un ataque de soberbia.

En mi caso, no faltó el pelotudo/a que después de 4 laparoscopías por mi endometriosis severa, una menopausia inducida y medicación para controlar el SOP sugiriera que lo mío era "psicológico"....

En fin, creo que nosotras no vamos a ver el cambio de actitud en la sociedad, algo así como comprensivo, como de acompañamiento...pero sí podemos intentar sembrar un poco de conciencia para el futuro, no? Yo, idealista obviamente, lo intento.

Te mando un beso grande y que tu hijito llegue pronto

ahoravaaserquesi dijo...

Efectivamente Dana, somos incomprendidas, invisibles y en el conjunto de la sociedad no representamos ningún numero de votos de importancia, para que los politicos del momento incluyan en sus campañas electorales que el tema de la infertilidad será a cargo de la Seguridad Social.
Cierto es que, antes de comenzar en este largo camino, ni siquiera yo tenía conocimiento de este problema y del sufrimiento que lleva la pareja. Lo del relax psicólogico, puffffff, para que hablar ya no tengo ganas ni de rebatir los argumentos de los demás.
Creo que ese es el gran valor de los foros y de éstas paginas, y es que por primera vez sentimos que los demás nos escuchan y nos entienden.

JM dijo...

Nunca antes me había planteado ser un marginado o un raro en la vida. Siempre he intentado hacer lo que la "sociedad" hace, para no ser un "raro" y creo que la gran mayoría hacemos exactamente eso. Pero con nuestro problema nos convertimos en "raros" en personas con un problema al que solamente nosotros damos importancia. Todos los que lo saben habland de lo bien que se está sin hijos, pero no piensan el daño que te hacen con esas palabras. La sociedad aún no comprende este problema, a lo mejor, hasta que un heredero a corona real tenga un problema así y salga a la luz pública todos los tratamientos por los que tendría que pasar la heredera para poder gestar un hijo. Hasta entonces... seremos "raros".

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory