25 de abril de 2008

The Juror (parte I)

Demi Moore se veía fantástica en aquella película “The Juror” de hace unos años pero la realidad es bastante menos hollywoodesca y, la verdad, que por más que miré, a Alec Baldwin no lo ví por ningún lado.

Todo ciudadano de los Estados Unidos, mayor de 18 años, tiene la obligación de ser jurado, cuando así se lo requiera la justicia. Eso no quiere decir que la gente dé saltos de alegría cuando le llega la citación, sino que más bien, llega a tribunales pateando piedritas de descontento y frustración. No solo hay que aguantar la pesada espera sino que, además, la tarea requiere una inversión inicial no reembolsable de los gastos de estacionamiento y comidas. Yo no era la excepción y ahí llegue, con la almohada pegada a mi cachete, a la hora intempestiva de las ocho de la madrugada, a pasar las estrictas medidas de seguridad del edificio (dígase de un morocho medio dormido, diciéndole piropos a la chica de la limpieza; mirando para cualquier lado, menos al monitor del escáner).

Seríamos algo más de cien personas sentadas en una sala de espera engalanada en el mismo estilo deprimente que usan los decoradores de edificios públicos alrededor del mundo. Paredes grises, sillas con asientos rosas y auténtico olor a humedad. Varios televisores y un pequeño barcito se empeñaban en entretenernos, pero yo me calcé mi Ipod, saqué mi novela y me acomodé lo mejor posible para amainar la espera. Cada cierto tiempo, entraba un oficial del juzgado a llevarse veinte o treinta personas, a las que asignaba un juez y una sala. Desparecían y nunca más los volvíamos a ver; era como el cuento de los diez indiecitos. A las cuatro de la tarde, hartura mediante, quedábamos pocos; nos mirábamos las caras ya con cierto aire de complicidad, mirando el reloj y pensando alegremente que el destino nos había saltado en el conteo. Minutos más tarde, un oficial del cuarto piso vino a buscar treinta personas y allí estaba yo, número uno.

La bajada al cuarto piso, donde se ventilan casos penales, fue un cambio de aire interesante. Las paredes seguían siendo grises y la alfombra rosada (que manía con el rosa) pero la gente era variopinta y multicolor. Delante de mí, en el medio del pasillo, suspiraba nervioso un hombre de unos cuarenta años, quien, en un intento por parecer respetable (imagino que ante el juez), se había revestido de traje negro con rayas blancas, el que, sumado a la gomina y la colita; la cadena de oro en el pecho y la chiva diminuta en forma de “U” que le rodeaba la mandíbula, le daba un aspecto de “padrino” caribeño. Estaba rodeado de hombres que lo abrazaban y con los que se apretaban ruidosamente las manos. El conjunto lucía de colores verdes, corbatas con flamencos, oro, zapatos puntudos, chivitas multiformes y ese moreno que nada tiene que ver con el color original de la piel sino con el exceso de sol, de una vida al aire libre.


(continuará...)

5 comentarios:

Natiz dijo...

Ah noooooooooooooo, empece a leer despavoridamente...... y usted me termina con un comming soon????

Eso no vale!!

Besos!

Cosespetites dijo...

Espero impaciente el próximo episodio.

Besos

DEYANIRA dijo...

NO!!!!!!!!!!!!!!!!!

Me sentí igual cuando fui a ver "Piratas..." por primera vez y no sabía que venía con secuelas...


Falta mucho?

isa dijo...

Aaaahhhhhh!!! Me encanta tu forma de contar las cosas, la impaciencia me mata, un beso

Ana dijo...

Una de las pocas cosas buenas e ser abogado en Espana esque estas libre de la obligacion de ser jurado. De hecho es incompatible con la profesion. Algo bueno a cambio de tantas criticas y tantos chistes malos ...
Estoy en mi primera beta-espera. Mi primera FIV ha sido larga pero soportable. Casi me muero cuando me bajaron a quirofano. Esta parte es la mas dura? la espera y el miedo... Pero que te voy a contar a ti ... Todo me da miedo? tengo miedos irracionales y analfabetos como por ejemplo el heho de hacerpipi ... Pienso que mis gemelos pueden desaparecer por la taza del WC ... es absurdo, lo se pero no pr ello dejo de tener miedo.
Muchos besos,

Ana

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory