27 de diciembre de 2006

Hierba de Trigo

Estoy sobreviviendo bastante dignamente al mes de diciembre a pesar de los continuos ataques contra mi colesterol y los esporádicos picos de azúcar provocados por la ingesta severa de carbohidratos complejos. No es que sea diabética pero el azúcar refinado y otras delicias que provocan la generación excesiva de insulina, es bastante mal tolerado por los organismos vivientes y parece ser que muy en especial, por los ovarios de las féminas.

Ante todo mantengo mi rutina de verduras varias, jugos de frutas y suplementos como Coenzima Q10, L-Arginina (para la circulación de la sangre y la mejora de la calidad ovárica), DHEA (parece ayudar la respuesta ovárica), maca (la reina de las plantas de la fertilidad), vitex (otra planta que dicen que ayuda a regular los ciclos), hierbas chinas (según mi acupunturista, para una mayor producción de progesterona), vitaminas varias y sobre todo, la infaltable hierba de trigo.

La hierba de trigo fue mi gran hallazgo del 2006. Su relación directa con la fertilidad es cuestionable, aunque parece ser efectiva en las vacas a esos efectos. Como la comparación no es demasiado agraciada, me limitare a comentar que, según dicen las malas lenguas, la hierba de trigo o “wheatgrass” desintoxica y oxigena la sangre, de modo que aumenta la circulación, el nivel de energía y la función del sistema inmune. Solo con eso, mi cuerpo ya esta agradecido. Supongo que el alto contenido de clorofila debe ser causante de parte de sus beneficios y probablemente la espirulina o la clorela tengan efectos similares.

Alguna gente cultiva el pasto en casa, aunque el proceso es algo engorroso (y no apto para manos de queso como las mias) y además se necesitan jugueras especiales dado lo endeble de la hierba. En los supermercados naturistas suele haber algún puesto de jugos donde lo exprimen a la vista y lo venden en vasitos diminutos del tamaño de un “shot” de tequila. La primera vez que lo vi, fue en uno de estos puestos y lo mire con desconfianza. La lógica me decía que si el jugo de naranjas lo vendían en vasos de ocho onzas y aquel líquido verde solo en porciones de una, algo desagradable debía ocultar ese inocente trago. Decidí a puro coraje, mandármelo de un saque. Error. El estomago me lo mando de vuelta con un mensaje de “direccion equivocada” y tuve que hacer un esfuerzo para aterrizar las arcadas y terminar de tragar.

Hace tiempo me di cuenta de la diferencia entre lo que me hace bien y lo que me gusta por lo que, después de leer bastante sobre el tema, estaba decidida a lograr las paces entre mi estomago y la hierba de trigo. Como lo ideal es tomarlo en ayunas, para que el efecto detoxificante sea mas pronunciado, se limitaba mi potencial ingesta ya que los horarios de trabajo interferían con los de la jugueria. Como todo suplemento, gran parte de su efectividad depende de la toma constante durante un cierto periodo, por lo que decidí optar por la segunda mejor opción, bastante más practica, de comprar el jugo congelado.

El jugo viene dosificado en cubos; solo hay que ponerlo en una taza con agua caliente mientras me lavo los dientes y tomarlo antes de salir corriendo para la oficina. Con el tiempo comence incluso a apreciar su sabor dulzon. La primera vez que O. me vio descongelando los cubitos, miro con el ceño fruncido la masa verde no identificada y me pregunto que era. La expresión cambio por una de asombro profundo en el momento en que le conteste. El, como hombre de campo de una zona eminentemente triguera, vio ese cereal nacer en grandes extensiones de terreno cada año de su vida y no podía creer que su esposa estaba tomando jugo de pasto. Miro para abajo meneando la cabeza mientras decía “las cosas que hay que ver…” aunque se que sus labios para adentro decían “cada loco con su tema”…

8 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja, me recuerda la cara de mi marido cada vez que me ve tomando en ayunas mi pequeño vasito con Jugo de Noni..

Saludos
Bárbara

Dana dijo...

Barbara, me mataste con esa! y yo que pense que ya no me quedaba suplemento por probar. Que es el jugo de noni??

Besos,

Dana

Anónimo dijo...

Dana, el noni es un fruto de la polinesia que tiene muchas propiedades..el jugo, principalmente, contiene antioxidantes (xeronina) que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y da energía. Se ha comprobado que sirve para muchas patologías, como por ejemplo, el cáncer, la fibromialgia, regula la presión sanguinea, actúa como anti-inflamatorio, endometriosis, etc, etc..
Yo llevo como dos meses tomándolo, y al menos me he sentido con más energía.
Cariños,
Bárbara

Dana dijo...

Que interesante...
Gracias, Barbara

Dana

jugo de noni dijo...

Mucha gente está recomendando el jugo de noni. Se va a poner realmente de moda.

Anónimo dijo...

Hola: El ano pasado hice mi "descubrimiento" del "wheatgrass". Me ha ayudado mucho con la diabetes. Aprendi a cultivarlo aunque todavia no he podido eliminar el moho que le cae. Por otro lado, al prinicipio me caia bien pero ultimamente siento que mi estomago lo esta rechazando. Saben por que?

Rafael

Vanessa dijo...

Barbara, donde comprar el jugo congelado, pro favor?

Anónimo dijo...

Hola vivo en colombia y me gustaria saber donde lo puedo comprar gracias

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory