1 de octubre de 2009

En esta vida, hay que pelear por todo…

En mi escala de momentos divertidos se encuentran, de mayor a menor:

- una obra de Les Luthiers
- un día en el Reino Mágico de Disney
- el Fantasma de la Opera, cantado por Michael Crawford
- una partida al Scrabbel
- ver un partido de fútbol
- pasar un par de horas transpirando en el gimnasio
- sacarme sangre
- hacerme un tratamiento de conducto
- tener a mi hijo internado con gripe y bronquiolitis

Nunca dejaré de agradecer a la medicina moderna todo lo que nos ha dado pero, sin que sea nada personal contra ella, quisiera que, de una vez, nos soltara un poco las riendas y nos dejara vivir sin médicos, enfermeras, remedios, agujas y mascarillas. Aunque sea unos, digamos, veinticinco años, por lo menos.

El primer día de internación en el Miami Children’s Hospital fue una pesadilla; empezando por la sala de emergencia, donde lo atendieron muy bien y le diagnosticaron gripe A, pero donde pasamos gran parte de la noche paseando de la sala de rayos-x a la sala de enfermería, donde Maxi se vio acosado con agujas, succionador de mocos y nebulizaciones repetidas, mientras yo lloraba como una tarada y recordaba mis días en neonatal. Si no hubiera estado O., me lo hubiera llevado de vuelta a casa, no sin antes dejar algún ojo morado en la clínica. Cuando, por fin, Maxi se logró calmar, con una respiración regular y un sueño reparador, llegó la hora de hospitalizarlo y la única habitación disponible tenía otros dos ocupantes apestados. Horror de los horrores: más gérmenes y más ruidos para los oídos sensibles de mi niño. O. bufaba y rechinaba los dientes pero nada se podía hacer en el Poderoso Mundo de las Enfermeras, donde nada se escapa a su soberano control. Yo trataba de calmarme y calmarlo, sabiendo que poco podíamos cambiar acerca de la situación, y menos, a las cuatro de la matina. Al fin y al cabo, Maxi dormía pacíficamente, y eso era lo importante.

Nos tocó en suerte una enfermera con un grado alto de imbecilidad, que llegó dos horas tarde a su primera nebulización (después de dos llamadas mías; la última de ellas, un tanto encendida), no hizo ninguna succión y cuando hacía acto de su digna presencia, me respondía con monosílabos o con algún comentario sarcástico. A media tarde, se me terminaron de hinchar mis mofletes y, ante la mirada risueña de O., tomé una hoja de papel y empecé a hacer una lista detallada de errores, malentendidos, sarcasmos y otras de las hierbas similares que había tenido que ingerir desde que llegamos a la clínica. Pedí hablar con la pediatra de guardia y, ante su mirada atónita (pensó que la llamaba para hablar de la salud de Maxi), le dije que no sabía para qué estábamos en el hospital, ya que en casa lo podíamos hacer mejor que la panda de incompetentes que nos había tocado. Luego, sin prisa, sin pausa y con la voz algo mas temblorosa de lo que hubiera querido, a causa de la rabia, tomé el papel y le empecé a recitar la retahíla de quejas. Cuando acabé, la doc miró hacia abajo, me pidió disculpas y dijo que haría lo posible por mejorar la situación; empezando por sacar a Maxi de esa habitación compartida. No sé si fue compasión o el pánico legal que le inspiró mi hojita escrita, pero dos horas más tarde, estábamos instalados en una semi-suite enorme, silenciosa, con una cama decente para mí y baño privado; los horarios se empezaron a respetar a rajatabla y apareció el encanto de Beatriz, en reemplazo de La Bruja, quien ayudó a Maxi a respirar mejor y a mí a respirar de alivio.

Ufa, ¡cómo cansa la ineficiencia ajena!
Maxi actualmente bien, con sólo un poco de tos y en casa, siendo ampliamente malcriado por su niñera...



Blogalaxia Tags:

7 comentarios:

Co! dijo...

Hay hermosa que trajin!!
Creo que nosotras nos bancamos lo que sea, pero a nuestros pequeños no se les pase 10 minutos el remedio porque rompemos todo!!
Bien hecho por lo del reclamo! como te van a poner en habitacion llena de germenes y ademas no hacer las nebulizaciones a horario!! Y encima te gastan, noooooooooooooo!!!
Bien hecho!
Me alegro que esten mejor!
Besos!

majito dijo...

Pero miercoles che! Que SUSTO!!!!!
Me alegro de que este mejor!
Beso

Kickucita dijo...

NENAAAA! que susto por Dios, y que reina que sos, me parece genial lo que hiciste y ojala todos nos tomaramos siempre el trabajo de reclamar esas cosas en vez de soportar pacientemente...
Me alegra que Maxi este mejor...
besotesss
ki.-

Lila. dijo...

ay nena, qué terrible!!!! celebro tu capacidad de lucha.... cuántas mamá que no pueden sobreponerse a esas situaciones y les hacen lo que quieren esas enfermeras ineptas!!!!!...
A nosotros nos pasó algo parecido, cuando nació Cata acá en buenos aires, en un sanatorio de supuesto prestigio: la enfermera era una pelotuda que de entrada empezó a tirar frases sarcásticas con rescto a mi lucha por darle de mamar ( tenés el pezón retráctil, no la ponés bien, esta nena no se prende, hay que darle complemento), por supuesto, yo comencé a ponerme más tosuda hasta que logré que se prendiera con éxito, pero a ella le dio rabia y no dejó que mi marido cambiara más los pañales porque "era su trabajo" no la del papá!!!!!! y después se llevó a la nena a hacerle los controles y como lloraba mucho le dio complemento!!!!! no sabés cómo estaba yo, medio paralizada todavia por el dolor de la cesárea le gritaba todo lo que mi imaginacion me permitía y pedía hablar con el dueño del sanatorio... al final vino el neonatologo, la jefa de enfermeras derretidos en disculpas y con regalitos para Cata.... en fin son cosas que no deberían pasar, porque no todas las madres tienen la capacidad de gritar, y por ser "primerizas" capáz se ven expuestas a pelotudeces ajenas.
tema descolgado: cómo se hace para tener el twitter en el blog? (perdón, no tiene nada que ver con el tema)
Lila.

Maria Laura dijo...

dios mio que horror.. cuanto lo siento que hayas tenido que pasar vos y sobre todo Maxi por esos momentos y malos tratos... pido a dios que se siga mejorando y si seria bueno aflojen de tanto medicos nuestra vida no ... besote grande..

Setembro dijo...

Me alegro de que Maxi ya esté mejor, la verdad es que se me han puesto los pelos de punta mientras te leía y hasta yo me iba enfadando.
Besos.

ToN@Lli Buscandote hijo ..... dijo...

Dana ma vale tarde que nunca, espero que el gordo ya este muy bien, les mando un fuerte abrazo y bien por el bautizo en Argentina, falta poco.
Besos.

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory