7 de agosto de 2008

Me estoy haciendo hippie

En el arte de la guerra, lo primero es conocer al enemigo. Y es así como me dediqué, durante muchos años, a aprender sobre esta plaga que no me dejaba dormir. Leí hasta quedarme sin pestañas; aprendí sus jugadas, sus tácticas; me adelante a sus movimientos y estudié sus puntos débiles y fuertes. Todo con un solo objetivo: conquistar.

Estoy segura que Sun Tzu no la habría tenido tan clara si en vez de soldados del otro lado, hubiera tenido que diseñar una estrategia contra la infertilidad. La cuestión es que, por el momento, el enemigo me ha derrotado sin asco.

Sigo con mis sesiones de hipnosis y la psico está totalmente convencida que tengo que apartarme del mundo de la infertilidad como de la sarna. Basta de libros, de foros, de temperaturas, visualizaciones y de huir de las embarazadas como si estuvieran apestadas. Hubo un tiempo para eso y ese tiempo ya pasó. “Quiero que te hagas una experta en relajación”, me dice. Sí, doc, ya me habían dicho antes que me relaje, pero no funciona. Créame. “Quiero que te tomes unos minutos varias veces al día para bajar las revoluciones de tu mente pensante. Y algo te garantizo: cuando estás relajada, no podés estar nerviosa, preocupada, con miedo o ansiedad. Son incompatibles.” Bueno, visto de esa manera, más me vale fumarme un buen porro todas las mañanas. “Querer embarazarse, cuando no se puede, es como querer dormirse cuando se tiene insomnio. Entre más una se esfuerza, más se aleja del objetivo.” ¿Pero no era que en la vida, todo se consigue con esfuerzo? “No tenés ninguna razón médica para no quedar embarazada; el cuerpo de una mujer lleva acumulada la historia y el instinto para saber qué hacer. Sólo tenés que tomar distancia del proceso, seguir las instrucciones del médico y dejar que el cuerpo tome las riendas.”

Si me lo hubiera dicho otro, todavía me estaría riendo. Pero quien me hablaba tuvo una hija infértil y una pila de diplomas imponentes colgados de una pared. Soy débil con las figuras de autoridad intelectual (no así con la autoridad derivada de la fuerza o la costumbre) y le creí. Cumplo con puntualidad de monje mis relajaciones diarias, leo novelas de papiros antiguos, me fui con O. a ver una película de aventuras (¡en tres dimensiones!) y entro a mi oficina cada mañana con una flor en el pelo, silbando canciones de los Bee Gees.

No sé si la relajación servirá para algo, pero esto de no pensar en la infertilidad me está gustando. Un día de estos, los sorprendo a todos y me declaro fértil.


Blogalaxia Tags:

14 comentarios:

beetle dijo...

Y tus compañeros de trabajo diran... Pero vieron a Dana? QUe le paso que esta tan rara?

Yo si creo en el poder de la mente. Ojala que esa doctora consiga que, como dice, tomes distancia del proceso.......

Siempre es un gusto venir!

Jess dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jess dijo...

Suerte en tu etapa hippie! Qué bueno que estés relajándote, bien sabes que con éste enemigo muchas estamos tocando muy de cerca la locura, siempre es bueno alejarse un poco.
Besos,

DEYANIRA dijo...

Ah!!!!!!! quién pudiera!!!!!!!!

Hace unos días "Decrete" algo parecido en mi blog....cuesta pero qué saludable no?

Gilda dijo...

Dana me alegro que hayas entrado en esta etapa. Cuesta !!!! cuanto que cuesta, pero no es imposible, como dice tu doctora.
Vamos a pelearla hasta conseguirlo!!!!
Que atinadas estas palabras para estos momentos:

"Por ello, lo que retiene a los adversarios es el daño
lo que les mantiene ocupados es la acción, y lo que
les motiva es el beneficio"

Estoy segura que esta la vas a ganar!!!!!

Un beso enorme.

Cosespetites dijo...

De vez en cuando es necesario alejarse de nuestras pesadillas, dejar de luchar contra ellas, para poder dormir y recuperar fuerzas.

Besos

Anónimo dijo...

Dana: no sabés que bien me hace leerte... Siempre lo hago, nunca te escribí. Pero esta vez.... parece que tus palabras perfectamente podrían ser mías. Estuve este último año sufriendo, llorando días enteros con cada menstruación, haciendo cuentas, tests, análisis, leyendo páginas y páginas y páginas sobre infertilidad, y lo más gracioso es que nadie aun me detectó ningún problema, nada concreto que determine que NO puedo. De hecho, ya tengo un hijo de 6 años, que cuando se empezó a rodear de amigos y primos con hermanos, me empezó a pedir uno, y yo que siempre lo complazco con todo, me sumé un motivo más para estar presionada. Este mes había decidido: seguir intentando, seguir pidiéndole a Dios con la confianza de que algun día me va a ayudar, y relajarme. Intentar no sufrir tanto... Es muy difícil, pero creo que va a valer la pena.
Aprovecho para decirte que te admiro mucho, tenés una personalidad increible (al menos virtual, jaja) y un don admirable para traducir los sentimientos en palabras, hables de lo que hables. Un beso.

m@rs dijo...

entonces està funcionando bien el tema de la hipnosis che!
SUERTE y ojala nos sorprendas pronto con esa noticia.

Suerte en el viaje!!!

greis dijo...

Quién puede estar en contra de relajarse...? tal vez existan anti fans de los Bee Gees... pero de las flores en el pelo? de silbar en la mañana? de ir al cine? Aplaudo a la psico que no sólo te hará mamá sino que lo hará pasandolo de maravilla!!! Yo ahora estoy leyendo acerca del Falungong...en realidad cuando lei que a los chinos no los dejan navegar por internet y que persiguen a los seguidores de falungong eso despertó mi interés. Hay algo que la mente no gobierne?

Gaby dijo...

Yo hago reiki y siempre me repiten lo mismo alejate de la infertilidad pero es evidente que no es facil.
La relajacion al pie de la letra.
Besos

ahoravaaserquesi dijo...

Lo del porro funciona seguro. Mi sobrina tenia una compañera de piso que estaba embarazada y no queria fumar tabaco; como se ponia muy nerviosa por la abstinencia fumaba hachis. Al final fumaba hachis y tabaco y su nena tan bien.
He bromeado muchas veces diciendo que me iba a fumar porritos como terapia.

Dolores dijo...

Dana, me alegraste el fin de semana... Me encantó lo de "declararte fértil".
Creo firmemente que alejarse de la infertilidad es lo mejor; y si viene el sentimiento tormentoso torturante, hacerle frente y dejarlo que venga, como una ola, que arrastre, que llene de arena, que lastime. Después pasa. Y otra vez a alejarse y así, hasta que la lucha casi ni se vaya notando. Alejarse, claro está, no es negarse; pero es ocuparse de otras cosas. ¡La vida es UNA SOLITA!!!
Gracias de nuevo por tus palabras.

Natie dijo...

Querida Dana...más vale que eres fértil y en muchos aspectos.
Espero que no sea contagioso eso de volverse hippie. Yo me quedé en tu etapa del acupunturista y ahora estoy pinchandome por hobby dos veces por semana!
Suerte y queremos fotos de la costa oeste en el blog de viajes!. Saludos, natie

Lila. dijo...

ayy qué genial, me parece que disfrutar d esa manera de la libertad es la mejor opción, porque sea lo que sea que a uno lo ate, estar esclavo no es la mejor vida. Tambien me parece sabio cambiar la palabra "infertilidad", y empezar a buscar el "camino fértil", que probablemente comienza con una flor en el pelo!!!!, eso es ser positivo!!.... qué buena vida estás comenzando!!! me gusta!!!! FELICIDADES!!
Lila.

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory