17 de febrero de 2009

Semana Veintisiete

El sábado pasado fue el Día de San Valentín. Nuestro plan era un sencillo asado en casa, para luego mirar “Nights in Rodanthe”, comiendo trufas de chocolate. Pero como dice el dicho, “si quieres escuchar a Dios reir, cuéntale tus planes”.

Por la mañana, me pareció ver una ligera mancha oscura en mis calzones. Era tan tenue que, al no estar segura, la dejé pasar. Nos fuimos a caminar un rato, la mañana estaba fresca y me vino bien estirar las piernas. A la vuelta, tenía calor y sed y me tomé como dos vasos altos de agua, de un tirón. Después de comer, apareció la segunda mancha. Esta vez sí, pequeña pero inconfundible. Llamé al servicio de emergencia de mi doc para quedarnos tranquilos y el médico de guardia me devolvió la llamada a los dos minutos. Me mandó directo a la clínica, para revisión, y para allá salimos. Eran las 3:15 de la tarde. Al llegar, nos atendió una enfermera de Manchester, muy atenta, que me acostó en una camilla y me amarró la panza con dos cintas, cuyos sensores mandaban información a una máquina que dibujaba curvas y parábolas. Me preguntó: “Tienes contracciones?” “No sé, ¿cómo es una contracción?”. Un sensor medía el corazón de Maxi y el otro, posibles contracciones. Nos dejó unos quince minutos con el sonido acuoso del corazón del bebé, mientras yo respiraba aliviada, escuchándolo. O. miraba preocupado uno de los dibujos que escupía la máquina y al entrar la enfermera, dijo: “Veo contracciones. Muchas”. Sensores de alerta de mi cerebro en modo de pánico. En los segundos siguientes tenía a un técnico haciéndome una ecografía por mi lado derecho y a la enfermera, del lado izquierdo, poniéndome suero. “A veces, con el suero es suficiente para parar las contracciones”. O., atrás de mí, me pasaba la mano por la cabeza. En nuestras miradas se leía el pensamiento compartido: “26 semanas es poco para Maxi; muy poco. Aún debe esperar un poco mas”. El técnico terminó su tarea; el bebé estaba bien, la placenta también y el cervix, apropiadamente cerrado.

Después de la primera bolsa de suero, las contracciones pararon. Cuando iba por la tercera bolsa y ya respirábamos medianamente tranquilos, llegó el médico a ver como iba y a darme el alta. Nos dijo que me había deshidratado y que las contracciones habrían roto algún minúsculo vaso sanguíneo en el cervix, que provocó las gotas oscuras que ví. Me dijo que descansara todo el fin de semana, que tomara dos litros de agua cada día y que no me preocupara, que las contracciones no habían sido muy intensas. Cuatro horas más tarde de nuestra salida de casa, estábamos regresando, agotados.

Hoy, ya tranquila y con Maxi golpeteando mi vejiga, rescato dos emociones de esta experiencia: 1.- la apreciación del delicado equilibrio que debe llevar nuestro cuerpo para mantener un embarazo saludable; aún cuando una se sienta fenomenal y 2.- ya no somos O. y yo; hay una tercera persona que, sin haber llegado a vernos, ya fomenta nuestros desvelos…


Blogalaxia Tags:

24 comentarios:

Nubedelmar dijo...

que bueno saber que estas bien al igual que Max... no sabes lo rapido que lei porque queria llegar a la buena noticia que todo estaba bien...
tienes razon debes de tener cuidado de las actividades que haces y alimentarte bien... lo mas seguro que max queria comer chocolates ;0)
pero aun falta, asi que espero en Dios sigas bien... Dios te bendiga Noemi

Anónimo dijo...

Querida Dana:

Me da muchisimo gusto saber que no pasó de un susto. Te recomiendo leer todo acerca de las contracciones de Braxton Hicks y no esforzarte mucho. Mi médico me dijo que si llegas al punto de que a ti te falte la respiración...entonces ya tiene unos segundos que al bebe le anda faltando suficiente oxigeno!
Cuando una tiene las contracciones de prueba (B.Hicks) se te pone la panza dura, a veces hasta el bebé se queda quietecito mientras pasa.
Poco a poco las iras identificando, son como cólicos premenstruales que a medida que se te acerca la fecha de parto, se hacen más intensos y a veces hasta te tienes que quedar quieta mientras pasa...yo hasta sudaba un poquitin.
Mi gine me dijo que si la panza se te pone tan dura como tu frente...entonces no es buena señal.
No es mi intención asustarte, solo ayudarte a reconocer las contracciones.

Saludos para O. y Maxi!

Tita y Beb@

Mónica dijo...

Desde la segunda mancha, hasta el final, creo que no volví a respirar.

Gracias a Dios no es nada, sólo una alerta, y todo se solucionó a tiempo.

Me alegro inmensamente

Moni

Anónimo dijo...

Dana,

Que bueno que todo está bien!
A hidratarse!

besos,

Andy

Lau0028 dijo...

Dana, que sustooo!!!! gracias a Dios estan bien, a tomar muuucha aguaaaa. Besosss!!!!

mayayo dijo...

Dana que sustazo!!!

Me alegro que estéis todos bien y espero que estés con la botella de agua bien agarradita.

Muchos besos!!!

beetle dijo...

Dana, menos mal que no paso de un susto. Los sangrados a la mitad del embarazo deben ser de terror, aunque no tanto como contracciones a las 27 semanas. Que bueno que ambos están bien y que Maxi se quedo tranquilito dentro de tu barriga. Por un lado, sabemos que luego de la semana 24, con el debido cuidado un bebe sobrevive fuera del utero. Pero por otro, mientras mas tiempo pasen dentro de la barriga, mejor!.......Estos niños caramba, con ese apuro por nacer!!!!!!

No sabía que la deshidratación tuviera que ver con aumento en la probabilidad de parto prematuro. Mientras escribo esto estoy toma que toma agua. Tengo el (viejo) hábito de tomar mucha agua, sobre todo cuando estoy en el trabajo y veo la botella delante de mí. Pero después de leer tu post lo tendré mucho mas presente. Si a mi cuadro agregamos deshidratación pongo la torta!

Gracias por tu mensaje en mi blog. Sobre las compras tempranas: Francho nació de 33 semanas y salvo pañales y un par de accesorios para la casa, como teteros y otras cosas, no tenia nada que ponerse cuando nació. Nos toco vestirlo con ropa prestada en el hospital los primeros días, hasta que la abuela llego con una ropa primorosa……Se que tienes ropa bella para Maxi, todas la vimos unas semanas atrás. Pañales consigues en cualquier lado, seguramente hasta en la clínica, así que no te estreses…..

PD1: La tomadera de agua, te cuento, es fabulosa también durante la lactancia, si decides amamantar. Yo creía que era cuento chino, pero es verídico: mientras mas agua tomas mas leche produces!

PD2: No recuerdo si en aquella lista de top 5 que pediste hace meses te recomendé el monitorcito ese que te permite escuchar al bebe desde otro cuarto. Si tu casa es grande o de dos pisos es un artefacto útil. Yo preste el mío, y no creo que me lo vayan a devolver por el momento…. Me parece que comprare otro!

Patri dijo...

te empecé a leer y se me hizo un nudo en la panza. Dana, me alegro que esté todo bien, puta madre, que sustos por los que hay que pasar. Cuidate,hacé vida de diva (como le digo yo) pensá en vos, en tu cuerpo, tu bienestar (es decir en el de maxi ) y toooodo va a salir bien, abrazo gigante. De verdad me alegro un montón que esté todo bien gordaaaaa

Xochitl dijo...

Dana estaba ansiosa leyendo todo rápido para ver que todo estaba bien. Gracias a Dios que no pasó de un susto y Maxi esta perfecto.

te agregué a mis blog.
Besos!

Marian dijo...

Esa sensación de la que hablás es la más atemorizante y hermosa de tu vida. Recién empieza. Me alegro MUCHO que estén bien. Beso!!

Alleta dijo...

Hola Dana, primero que nada felicidades por tu embarazo!!! El susto de la mancha ya paso y ahora solo te queda completar tu embarazo sano y feliz!!!

Yo estoy a pena comenzando el camino de esta lucha para tener bebe y me intereso mucho lo de tus sesiones de hipnosis y me gustaria averiguar mas sobre eso. Te dejo mi email y si no te molesta y tienes algo de tiempo te agradeceria me des mas informacion al respecto. alletaz@gmail

Gracias adelantadas y felicidades again!!! =)

Natie dijo...

hola, dana, escribi y upss se me borro...Se va la segunda, entonces.
Te decia que me asuste mucho con lo que te paso. Me alegro que solo haya quedado en una anecdota de 4 hs en el hospital y que por suerte los medicos te toman muy en serio y te escuchan...
Lo que mas me aterroriza del embarazo es que desconozco mi propio cuerpo., No se si lo que siento es normal o no. Me imagino que a vos te debe haber pasado lo mismo, porque no te sentias para nada deshidratada o con contracciones.
En fin, lo que Maxi puede estar seguro es que tiene una mama que es una leona y va a luchar con todas sus garras para defenderlo, junto con O, por supuesto. A cuidarse! Y no se me adelante muchachito! Besos, Natie

Dana dijo...

Gracias, señoras por sus palabras de apoyo!!
Bienvenida Alleta!

Besos

m@rs dijo...

ah bueno, nos querias matar de un infarto?
casi lo logras!

Me alegro que estè todo bien.

Un beso.

Katana dijo...

dana, con que aplomo lo cuentas pero me imagino lo que habras pasado, espero que todo siga bien. Besos. katana/

MAE dijo...

Dana, Gracias a Dios que lo del sabado fue solo un susto y que Maxi esta ok!!!y va a seguir asi!!!. Leo tu blog desde hace bastante tiempo y quisiera agradecerte porque me has ayudado bastante en este camino. Yo cargo en mis espaldas 4ICSI y 3 congelados, manana voy por la 4ta transferencia de congelados!!!Tu historia me da esperanzas..
Que dios los bendiga
mae

Paula dijo...

GRacias al cielo todo esta bien, yo empece con contracciones casi en la misma semana que vos y mi hija nacio de 38 semanas.
Cuidate mucho!
Besos

Kickucita dijo...

ay linda, que susto!! menos mal que ya pasó! cuidate mucho!
besotesssssssss
ki-.

Maria Laura dijo...

uff dana como sufri con tu relato ... si que fragil mantener el equilibrio ... cuidate mucho ahi veo que estas tomando agua caul catarata... besote y si la vida cambia...

Anónimo dijo...

Hola Dana, te leo desde hace mucho, aunque nunca escribí. Yo me quedé embarazada de 2 nenes después de una FIV, era mi 6º tratamiento, y por una infección del líquido amniótico (no preguntes por qué, porque no se sabe...) mis niños nacieron en la semana 26 de gestación, con 980 y 927 gr. respectivamente. Ha sido un largo y duro camino hasta llegar al día de hoy, 3 meses y medio en el hospital con muchos altos y bajos y temiendo siempre por sus vidas, pero todo se supera y mis campeones están en casa, preciosos, gorditos (ya pesan 4.700 Kg.) y sanos. Me alegro de que a ti te pararan las contracciones, no sabes cuanto, pq después de un embarazo tan deseado como fue el mío esto es lo más duro que me pasó en la vida, no se puede comparar ni con la infertilidad. Asi que dile a Maxi que no salga todavía y que se agarre con fuerza. Besos desde España. Alicia

Jess ʚïɞ dijo...

Dana, que bueno que todo está bien. Descansa.

besos,

Lore y Wal dijo...

Muuuchos besitos para los tres...que Dios los continue Bendiciendo!!!!

seraquesi? dijo...

Un sustillo Dana!!! a veces el cuerpo emite solo una llamada de alerta para que baje nuestro ritmo...Descansa, pero no te preocupes demasido. Yo tuve contracciones en la semana 32 y me hicieron lo mismo que a ti, "hidratarme" y ya ves he llegado a la semana 39 y Lucia no queria salir...

Que poquito os queda. Y por supuesto, tres fuiesteis desde el momento de la concepción...

Descansa. Cuidate.

Mrs. Fruticienta dijo...

Que julepon.... yo después de tener esas otra vez (ya van tres) sigo en reposo. Es un momento tan tenso, en la que se te pasa de todo por la cabeza. Pero ya pasó, Max está prfecto!
Cuidenseeee!
beso

Personal Blogs - Blog Top Sites Blogalaxia BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Personal blogs Top Blogs Blogarama - The Blog Directory blogs Personal Blogs
Create blog Anécdotas, historias y relatos TOP 100 WEBLOGS Family Blogs - BlogCatalog Blog Directory